Categoría: Newsletter

Cuentas claras: menos impuestos, menos costos

Cuentas claras: menos impuestos, menos costos

La reforma tributaria que entró en vigencia el año pasado permite deducir del Impuesto a la Renta Financiera todos los costos asociados a inversiones personales, entre otros, comisiones y honorarios.

¿Qué significa esto? Que si están claramente explicitados -y no ocultos- el inversor argentino puede descontarlos/deducirlos de las ganancias financieras generadas durante el año y, de esta forma, pagar menos impuestos. 

El problema es que normalmente las entidades financieras locales y del exterior ocultan estos costos y comisiones de varias formas (ver abajo artículo al respecto, publicado por El Cronista). Otros costos que no pueden deducirse son los que cobran los fondos de inversión, ya que la renta que le brindan al inversor es neta de los mismos.

De acuerdo a la prensa especializada, los inversores que manejan su dinero con bancas privadas y brokers tradicionales pagan un promedio del 1,92% anual del monto de sus activos en costos y comisiones.

Si los mismos estuviesen claramente explicitados, podrían deducirse del 15% del impuesto (para el caso de inversiones en dólares), y su incidencia bajaría al 1,63% anual.

No caben dudas de que tener las cuentas claras con tu asesor financiero te lleva a ahorrar mucho dinero.

En un próximo envío, te mostraremos hasta cuánto se pueden bajar los costos totales -todos deducibles- “cuando las cuentas son claras”. 

El Cronista: Qué gastos ocultos pueden hacer perder la rentabilidad de la mejor inversión

Saludos,

Mariano Sardáns
CEO de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

Solicitá información sobre nuestro Servicio de Finanzas Personales 

INFORMACIÓN CLAVE PARA TU CONTADOR: Impuesto a la Renta Financiera

INFORMACIÓN CLAVE PARA TU CONTADOR:
Impuesto a la Renta Financiera

Hace un par de semanas comenzamos una serie de charlas contratados por importantes estudios contables, para brindarle a sus equipos de trabajo nuestro conocimiento financiero e impositivo para el cálculo de este nuevo impuesto. Recordemos que es aplicable a todas aquellas personas que tienen carteras de inversión (activos financieros) en Argentina y/o en el exterior.

Aún hay poca conciencia en los contribuyentes sobre la magnitud de este cambio tributario y las dificultades que existen para calcular y determinar el impuesto a pagar. Retrasar el tema, es una verdadera trampa.

Con los contadores tratamos todos los temas relevantes para la correcta liquidación de este impuesto. Entre otros…

  • Cuáles son los instrumentos financieros que existen en el país y en el exterior. Sus características, conceptos de pago, retenciones y fechas de liquidación y cómputo,
  • Qué está exento, gravado, de qué impuesto, a qué tasa ó régimen
  • Ganancias de capital: tratamiento de acciones, ADRS, CEDEARs, conversiones,
  • Compras/ventas de títulos valores en diferentes monedas. Tipos de cambio. Compensaciones de pérdidas/ganancias. Método de cálculo de precios de compra/venta
  • Estrategias para reducir el impacto fiscal. Y muuuchos temas más.

Estas capacitaciones nos permiten aportar soluciones concretas y alertar sobre la necesidad de realizar ciertos controles. Es decir, contribuir realmente con los clientes. En definitiva, nuestra razón de ser.

Solicitá información sobre nuestro Servicio de Finanzas para Empresas 

Saludos,

Mariano Sardáns
CEO de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

#ReflexionesFDI: Las Reflexiones de FDI llegaron a la tele

#ReflexionesFDI: Las Reflexiones de FDI llegaron a la tele.

Luego de la reflexión de Juan del último viernes, nos invitaron al programa “Hoy nos toca la tarde” conducido por Edith Hermida en el Canal de la Ciudad para hablar sobre finanzas de pareja.

Junto con la conductora y su equipo (Adriana Balaguer, Mariana Merlo y Cecilia Pirolo), Juan tuvo una muy interesante charla, en la que se tocaron distintos temas como:

  • claridad de cuentas;
  • planificación;
  • régimen patrimonial para matrimonios y personas en convivencia;
  • familias ensambladas;
  • testamento y
  • herencia, entre otros.

En la nota pueden verse esos temas, explicados con ejemplos claros y consejos concretos para que todos los podamos entender y aprovechar.

Podés ver video completo acá:

La charla con Juan dura aproximadamente 15 minutos.

Vale la pena verla para detectar en cuáles de esos temas necesitás mejor preparación o asesorarte más profundamente.

Conocé más sobre nuestro Servicio de Asesoramiento Financiero Familiar 

Saludos,

Mariano Sardáns
CEO de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

#ReflexionesFDI: Manejá tus finanzas como un millonario, aún sin serlo (todavía)

#ReflexionesFDI: Manejá tus finanzas como un millonario, aún sin serlo (todavía).

¿De dónde viene eso de “el dinero llama al dinero? ¿Por qué la gente que tiene dinero parece multiplicarlo con una facilidad casi mágica?

Cada persona es un mundo, pero se pueden detectar reglas que muchos millonarios siguen para el manejo de sus propias finanzas. El secreto está en darse cuenta de esto: no siguen esos principios porque son millonarios, sino que son millonarios porque siguen esos principios.

¿A qué nos referimos? El millonario suele gastar menos de lo que gana, lo cual es lógico porque le ingresa bastante más de lo necesario. Así, puede ahorrar el excedente. Pero no solamente lo ahorra, sino que lo invierte.

 Ahorrar sin invertir es perder plata. La inflación (que existe en todos los países, incluso los de “moneda dura”) se ocupa de erosionar, con mayor o menor velocidad, el poder adquisitivo de esos ahorros. ¿Qué sucede si invertimos los ahorros? Si no los tocamos y los dejamos invertidos, se van a multiplicar. Nunca se debe subestimar la poderosísima fuerza del interés compuesto. Los millonarios saben eso a la perfección. Pensemos: siempre pueden ahorrar, e invierten lo que ahorran. Los ahorros se van multiplicando y se va acumulando más y más capital. Esa capacidad de multiplicar el capital por inversión de ahorros tiene mucha más incidencia que los ingresos que el millonario tenga. Son más millonarios por eso que por tener más ingresos.

 El tiempo juega a favor del inversor disciplinado: mientras más tiempo continúe la inversión rentable, mayor será el resultado. Lo cual lleva a decir: lo antes que se inicie el ahorro e inversión, mejor. Un pequeño ahorro periódico iniciado en la juventud puede volverse una gigantesca bola de nieve, inclusive si la persona luego deja de aportar dinero adicional. Volverse millonario (o al menos financieramente autosuficiente) le es más fácil a quien empieza temprano con poco, que a la persona que empieza tarde, aunque sea con mucho. Es mejor empezar hoy que mañana.

¿Cómo puedo aplicar estos principios si no soy millonario? Lo primero es tener capacidad de ahorro, sea porque ajusto mis gastos todo lo que puedo o porque genero más ingresos (ej.: trabajando más, o haciendo alguna actividad paralela que genere dinero).

Segundo: invierto rentablemente lo que voy ahorrando, y evito hacer retiros. Por efecto del interés compuesto, ese retiro de cinco mil dólares de hoy hubiera significado mucho más que esa cifra dentro de unos años, si me hubiera abstenido de hacerlo.

No se trata de promover la avaricia o de ser tacaño, sino de tener el hábito (que los millonarios llevan internalizado) de gastar menos de lo que me ingresa, invertir ese ahorro, y dejarlo invertido rentablemente sin hacer retiros. Es la mejor forma de ayudarte a vos mismo a ser millonario o al menos a tener una mayor tranquilidad patrimonial.

Conocé más sobre nuestro Servicio de Asesoramiento Financiero 

Saludos,

Juan Cruz Acosta Güemes
Director de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

#ReflexionesFDI: Si hay algo que repartir, aparecen los conflictos

#ReflexionesFDI: Si hay algo que repartir, aparecen los conflictos.

El último jueves, el diario británico The Independent publicó un interesante artículo comentando los resultados de una gran encuesta local sobre cuestiones sucesorias y familiares.

Millones de británicos contestaron que efectuarían un reclamo judicial si no estuvieran conformes con el resultado de una herencia. El artículo combina este dato con otro igual de llamativo: más de la mitad de los británicos no confía en su propia familia para que maneje sus asuntos.

Ambos elementos revelan una profunda desconfianza (y, en algunos casos, hasta recelo) entre familiares. Hay siempre dos requisitos esenciales que un buen administrador debe tener: honestidad e idoneidad. Si se sospecha que un familiar no va a ser honesto o piensa que no es idóneo para la situación, es lógico entender que exista esa desconfianza.

En cualquier país, si hay algo que repartir, aparecen los conflictos. Es inherente a nuestra naturaleza humana. Ni los pocos prudentes que dejan un testamento logran conformar a todos sus herederos. Y, aunque parezca mentira, no son problemas de millonarios sino todo lo contrario.

Existirá quien no esté satisfecho con lo que le dejaron (aún si se han respetado las fracciones que establece la ley). Siempre hay algún heredero en apuros financieros y que quiere vender algo que heredó con otros familiares, mientas que éstos se niegan a la venta. Guerra familiar en puerta, y nunca hay que minimizar el papel de nueras, yernos o inclusive nietos.

Una forma de prever en vida estos peligros es fomentar el diálogo familiar, y conocer lo mejor posible los necesidades y situaciones de cada heredero. Si alguno está necesitado de dinero y se puede dejarle dinero en vez de una fracción de un inmueble, así se debería actuar.

En una sucesión ideal, los hermanos deberían continuar siendo hermanos. Planificar usando vehículos legales y probados permite que sea uno quien haga el reparto. Así, es posible encuadrar los deseos personales dentro del marco legal y prevenir esos conflictos, lo mejor posible.

Conocé más sobre nuestro Servicio de Finanzas Familiares 

Saludos,

Juan Cruz Acosta Güemes
Director de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

#ReflexionesFDI: CAMBIA, TODO CAMBIA.

#ReflexionesFDI: CAMBIA, TODO CAMBIA.

Ayer, 14 de febrero, fue el día de los enamorados. Tanto quienes pueden festejarlo como aquéllos que ya no tienen a su pareja, o que aún no la han encontrado, hemos sido bombardeados por mensajes sobre romanticismo, amor eterno y perfecto.

Ya desde la época de los filósofos griegos, se discutía si las cosas eran inmutables y eternas (como sostenía Parménides) o si todo era cambio constante (postura opuesta de Heráclito de Éfeso con su recordada frase “no podemos bañarnos dos veces en el mismo río”). Como con tantas cosas, lo más probable es que la verdad esté en algún justo medio entre ambos extremos.

Las parejas de adultos que viven juntos generan consecuencias que trascienden lo meramente sentimental. Matrimonio, unión civil, unión convivencial o la simple convivencia de hecho, traen inevitables ramificaciones patrimoniales para los integrantes de la pareja.

Aquéllas van desde compartir vivienda, gastos o ahorros, hasta la confusión patrimonial casi total, pasando por situaciones intermedias o temporarias. Sea que este “matrimonio patrimonial” provenga de los hechos o del derecho, lo cierto es que existe y no puede ser ignorado. Los patrimonios de los integrantes de la pareja están bien lejos de ser “agua y aceite” y se ven rápidamente mezclados. Cada pareja encuentra su propia dinámica patrimonial.

Pero, ¿qué sucede cuando la relación se termina, es decir cuando las cosas ya no son como eran? Por frío que suene, suele ser mucho más fácil desenredar los sentimientos que poder hacer distinción de qué es “tuyo”, qué es “mío” y qué es “nuestro” desde lo patrimonial. Máxime ante una posible ruptura traumática.

Si (como dice el refrán) las cuentas claras conservan la amistad, ¿por qué no aplicar lo mismo en la pareja? Llevar un mínimo registro de quién puso qué o cuál fue el acuerdo económico del momento puede servir para hacer más fácil, justo y hasta menos doloroso el desarmado de ese patrimonio mixto. La vida de cada uno seguirá, y lo ideal es que lo sea con tranquilidad y en paz.

Si, por el contrario, la pareja dura “hasta que la muerte los separe”, esa claridad de números servirá para posibles fines sucesorios o para transparencia familiar, especialmente en estos tiempos de familias ensambladas con hijos “míos, tuyos y nuestros”.

Conocé más sobre nuestro Servicio de Finanzas Familiares 

Saludos,

Juan Cruz Acosta Güemes
Director de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

#ReflexionesFDI: “Segunda oportunidad para un ¿ex? despilfarrador”

#ReflexionesFDI: “Segunda oportunidad para un ¿ex? despilfarrador” 

Hace pocos meses, escribimos sobre las finanzas de los deportistas profesionales.

Recientemente, la prensa se hizo eco de las palabras del futbolista profesional Kevin-Prince Boateng, flamante incorporación del Barcelona de España. El deportista alemán y ghanés contó la dura lección que tuvo que aprender. Pasó de nacer y vivir en la máxima miseria a sentir que “de un día a otro tienes tanto dinero que sientes que puedes comprarlo todo. En dos años me gasté todo mi dinero en coches, relojes, botas, discotecas, restaurantes y amigos que en realidad no lo eran. Para un chico como yo, que ha crecido en un barrio pobre y sin dinero, era peligroso”.

Su contratación por parte del emblemático Barça volverá a ponerle a disposición casi inmediata cifras que la mayoría de las personas no logra ganar en toda su vida. De su traspié previo, puede verse que ganar una fortuna no es garantía de saber conservarla. En nuestro artículo anterior, ya habíamos repasado las particularidades que enfrentan los deportistas de élite en sus finanzas personales.

Ojalá Boateng haya aprendido de su desmanejo anterior y logre protegerse con un asesor patrimonial idóneo, quien seguramente le recomendará estructurar su patrimonio para blindarlo de terceros y ¿por qué no? de “recaídas” del propio interesado. Casi nadie tiene una segunda oportunidad para ganar grandes sumas, quedará en él saber protegerse para no repetir sus errores.

Podés leer el artículo original aquí

Conocé más sobre nuestro Servicio de Asesoramiento Financiero

Saludos,

Juan Crus Acosta Güemes
Director de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

¿Cómo enfrentar una eventual corrida cambiaria pre-electoral?

¿Cómo enfrentar una eventual corrida cambiaria pre-electoral? 

Compartimos este artículo de El Cronista  como recordatorio de que no podemos darnos el lujo de descuidar lo más importante de nuestra empresa: LAS FINANZAS.
No olvides que, como líderes de empresas, “debemos estar preparados para lo peor, esperando lo mejor”. ¿Lo estás?

Que la próxima crisis no te agarre desprotegido. 

¿Pensaste en contar con un Director Financiero externo?:

Conocé más sobre nuestro Servicio de Finanzas para Empresas

Espero que te sirva,

Saludos,

Mariano Sardáns.
CEO de FDI.
Gerenciadora de Patrimonios

Frecuentes conflictos por herencias… pero evitables.

Frecuentes conflictos por herencias… pero evitables. 

La prensa ha publicado en los últimos días interesantes historias que nos permiten reflexionar sobre posibles conflictos familiares por herencias.

La primera es el asesinato de uno de los dueños de la célebre cadena gastronómica “Manolo” a manos de su ex suegro. La víctima tenía dos hijas de su primer matrimonio, de participación visible en la vida familiar y empresarial del fallecido. Pero no todos conocían la existencia de una tercera descendiente (menor de edad) que tenía con la hija de su asesino.

Al menos inicialmente, no se conoce que el fallecido hubiera dejado testamento, por lo que se espera que su patrimonio sea repartido en partes iguales entre sus tres hijas. Al haber una menor, su madre (junto con el representante de la Asesoría de Menores competente) será quien administre todo hasta que la niña alcance la mayoría de edad. Nadie sabrá si esa era la verdadera voluntad del fallecido.

Hoy, muchos tienen hijos con gran diferencia de edad entre ellos, casi siempre de distintas parejas. Si bien la ley les da iguales derechos hereditarios, los mayores usualmente han recibido sostén económico por más tiempo (ej.: pago de gastos educativos) que los que nacieron más tarde, máxime si son menores al momento del fallecimiento del padre o madre. Su “culpa” es haber nacido mucho más tarde que sus hermanos. ¿Cómo solucionar esto? Utilizando herramientas como el testamento, el fideicomiso, el seguro de vida, o una inteligente combinación de ellas.

Otra noticia provino de Austria, en donde el duque Anton von Goëss (54) ultimó a escopetazos a su propio padre (92), su madrastra (87) y su hermano (52), en el marco de una agria disputa hereditaria atento a la desmejorada situación patrimonial familiar. Otra repetida historia de “herederos profesionales” que sufren al ver que sus padres osan gastar su dinero. En la mente de esos hijos, el dinero ya les pertenece. No es difícil imaginar el peligro para esos padres si sus cuidados de tercera edad los va a decidir alguien que quiere gastar lo menos posible en ellos. Establecer un fideicomiso es protegerse para que el patrimonio esté a servicio de su dueño hasta el último día de su vida.

El tercer caso se relaciona con el reconocido DJ Avicii, de reciente suicidio y que dejó un patrimonio de más de veinte millones de euros, más las regalías futuras por sus creaciones. Al haber muerto soltero y sin hijos, sus padres van a heredar todo el patrimonio por ausencia de testamento conocido. Cuando éstos fallezcan, el patrimonio terminará finalmente en manos de los herederos de dichos padres.

La reflexión es que posibles conflictos van a haber siempre, pero hay herramientas para evitarlos o minimizarlos que están al alcance de cada interesado. Evitar lo previsible depende de cada uno.

Solicitá asesoramiento personal, desde acá

Saludos,

Juan Cruz Acosta Güemes
Director de FDI
Gerenciadora de Patrimonios

No hay dos sin tres -FDI también es AAGI-

No hay dos sin tres -FDI también es AAGI-

Es un gran placer para nosotros, comunicarte que la Comisión Nacional de Valores (“CNV”) de Argentina elevó a FDI a la categoría de Agente Asesor Global de Inversiones (“AAGI”).

Ya somos uno de los cuatro (4) AAGIs autorizados del país.

La figura del AAGI, a la que la CNV le establece requisitos, procedimientos y controles, jerarquiza la actividad del asesor que administra activos financieros de sus clientes en el país y/o en el exterior.

Hasta la creación de esta figura y su regulación, la actividad del Asesor Financiero estaba en una nebulosa. Cualquier persona sin importar sus antecedentes, estudios, experiencia ni capacidad patrimonial para responder por sus actos, podía “asesorar en temas financieros” y cualquier mala praxis en perjuicio del cliente no tenía consecuencia alguna, especialmente si el asesor actuaba desde el extranjero, con o sin residencia en el exterior.

Todos conocemos a alguien que ha sufrido alguna historia donde asesores “fantasmas” aconsejaron inversiones, muchas veces perjudiciales para el cliente, por las cuales recibían incentivos económico interesantes. Cuando las pérdidas se producían, culpaban al mercado, a la crisis global o a cualquier otro factor. Persistentes para conseguir clientes, luego desaparecían.

Las normas actuales obligan al AAGI a transparentar todos los ingresos o comisiones que recibe de terceros, llámese bancos, sociedades de bolsa, emisores de títulos o instrumentos financieros. El objetivo es siempre que el asesor “blanquee” al cliente los conflictos de interés que pudiese tener con él.

Con la figura del AAGI, los clientes ya no se verán en la necesidad de depender de asesores localizados en el exterior, dado que ahora, ante cualquier duda respecto al manejo de su asesor, podrán accionar legalmente en el país y con abogados locales. Esto, claramente, es más protección para el inversor argentino.

Esta licencia se suma a la de Registered Investment Advisor en los EEUU -que te comunicamos hace unos días- y a la de Asesor de Inversiones en Uruguay, la cual tenemos desde el 2010.

En definitiva, otra buena noticia en nuestro vigésimo año de vida.

Solicitá asesoramiento para tu empresa, desde acá

Abrazo,

Mariano Sardáns
CEO de FDI
Gerenciadora de Patrimonios

Scroll to top