Fecha: 14 de septiembre, 2019

EL DÍA: Una calificación que afecta el flujo de miles de fondos

Después de nueve años, el país logró el año pasado la recalificación a economía emergente por parte de la sociedad Morgan Stanley Capital Internacional (MSCI) A nivel global hay miles de fondos de activos que basan sus decisiones de inversión en índices de referencia.

Por lo tanto, lo que decidió MSCI impactó directamente en el destino quede millones de dólares de inversiones financieras. “Entrar a emergente significa que ingresa más dinero para invertir en acciones argentinas, lo que a su vez permite que salgan nuevas empresas a la bolsa. Es un método más de financiación que abre la puerta a bajar el costo de capital para las empresas”, explica Mariano Sardáns, CEO de FDI.

“Además, la recalificación permite que fondos institucionales que solo pueden invertir en emergentes tomen como alternativa los bonos argentinos. Eso hace subir de precio los activos y, por lo tanto, cae la tasa de financiación”. Y agregó: “Entonces, el Gobierno puede emitir bonos a un costo más bajo, que le permite reestructurar la deuda vieja a un valor más barato y pagar menos intereses”.

“Si el Gobierno se financia más barato, también lo hacen las empresas y las personas”, agrega. Por lo tanto, la decisión del MSCI es importante por cómo está estructurado el mercado de capitales en el mundo y la industria del manejo de activos.

 

Scroll to top