Categoría: FDI en los Medios

LOS ANDES: Dólar: el Banco Central prepara más medidas para quitar presión y cuidar reservas

Fecha: 22 de octubre, 2020

Si desea leer la nota en Los Andes, haga click aquí

LOS ANDES: Dólar: el Banco Central prepara más medidas para quitar presión y cuidar reservas

Mañana, en la reunión de directorio, el Banco Central podría volver a subir otra vez la tasa de pases. Según pudo saber El Cronista, se analiza un alza de 300 puntos básicos, con lo cual llevaría la de un día del 30 al 33% anual, y la de siete días, la tasa de política relevante para los bancos (pueden colocar sin restricciones) podría pasar de 33 al 36%.En el Central analizan, en tanto, reducir la de las Leliq, hoy en 36%,al 35%. La idea sería ir sustituyendo las Letras por los pases, ya que las entidades tienen límites para suscribir Leliq. “Al no haber diferencia de tasas, la Leliq solita irá desapareciendo”, advierte el CFO de un banco.

Los pases dibujan una curva de a 1, 7, 14 y 30 días, y por ende el Gobierno tiene mayor margen de maniobra que con las Leliq, que son a 28 días.

Los pases influyen en las tasas de caución y otras de fondeo del sistema, mientras con letras sólo influyen en los depósitos. Además, en el mercado y el Gobierno se habla de nuevas restricciones a las importaciones, que ahora están focalizadas en el sector automotor y en la electrónica.

El analista Christian Buteler descree de la estrategia oficial de desarmarlas Leliq para ir a pases “en medio de una fuerte presión en el tipo de cambio, donde sube la tasa en cuentagotas a expensas de los bancos”.

A su juicio, las medidas del lunes resultaron escasas: “Esperaba que eliminaran el parking en lugar de bajarlo a tres días, que saquen los 90 días de parking para quien haya comprado dólar oficial que no pueda comprar MEP. Ya que casi nadie puede comprar dólar solidario, deberían sacar el impuesto del 35%, que va a recaudar poco”.

Ignacio Abuchdid, presidente de InvertirEnBolsa, sugiere al Gobierno que empiece a dar señales pro-mercado: “Es muy difícil generar inversiones a través de restricciones o de una manera forzada, tiene que ser a través de la seducción al inversor. La Argentina no tiene un problema de dólares, los argentinos tienen u$s 230.000 millones en el exterior. Lo que precisan es la seguridad jurídica de invertirlos en la Argentina”.

A su entender, el BCRA tiene que lograr que el mercado demande pesos: “Para eso subir las tasas y que el Tesoro emita dólar linked puede ayudar, pero lo más importante es dar señales que generen seguridad jurídica”.

Mariano Sardáns, CEO de FDI, aventura que en el corto plazo quizás provoque una baja en el CCL por la reducción de días de parking, pero la tendencia del blue es lo fundamental, que sigue subiendo: “Un dólar de $ 170 es altísimo según el tipo de cambio real multilateral, pero por la dinámica de emisión monetaria, en consonancia con el déficit fiscal, termina siendo baratísimo. El problema es que se perdió la confianza en todos los agentes económicos”.

Fuente: Los Andes

 

FORBES: Empresas y patrimonios se mudan al exterior para eludir impuestos

Fecha: 22 de octubre, 2020

FORBES: Empresas y patrimonios se mudan al exterior para eludir impuestos

La intempestiva medida fiscal del gobierno argentino a finales del 2019 de incrementar la alícuota del impuesto a los Bienes Personales y el ahora nuevo “aporte solidario” a las grandes fortunas están provocando un cambio abrupto en la mentalidad de muchos empresarios o personas con patrimonios considerables respecto de la decisión de mantener activos fijos o bienes en Argentina. Específicamente me refiero a quienes tienen inmuebles o empresas en Argentina, cuyas valuaciones están ineludiblemente alcanzadas por ambos impuestos.

Una costumbre muy arraigada en los latinos que hasta ahora era muy común entre los argentinos es la de adquirir inmuebles en su país, inclusive en el que está situada la sede de la empresa familiar. Esta decisión fue siempre tomada bajo el preconcepto erróneo de que los inmuebles son una inversión en dólares y que su valuación es, como mínimo, estable. Sin embargo, varios estudios demuestran que, aunque coticen en dólares, sus precios siguen una dinámica en la moneda en la que se construyen (pesos) pero ajustadas por inflación (o índice CAC). Y el mito de que es una inversión estable se cayó hace varios meses cuando los propietarios empezaron a querer vender al precio que les dijeron o les hicieron creer que valían sus inmuebles, pero n0 encontraron compradores que los convalidaran.

La costumbre de adquirir el inmueble desde el cual opera la empresa era vista mayormente como un ahorro para la compañía o como un ingreso extra que esta le paga al propietario/accionista. Nuestra experiencia nos muestra que, en la mayoría de los casos, esa costumbre termina conspirando contra la búsqueda constante de la eficiencia financiera y fiscal a la que debería tender toda empresa respecto de tener la menor superficie de uso posible y pagar el menor precio por metro cuadrado, además de disminuir la carga tributaria. Encima, financieramente termina siendo dinero “enterrado” en un activo ilíquido y al “acecho” de cualquier contingencia o ataque de terceros que pudiesen enfrentar la empresa.

Por otro lado, están los empresarios que exportan y que hoy se ven cooptados o se sienten rehenes de una política cambiaría que los está llevando a una muerte súbita o, por lo menos, que 110 les permite recibir lo que realmente vale su esfuerzo (sus divisas) ya que, como todos sabemos, la cotización del dólar oficial no es la real. Desde hace meses hay una conciencia cada día más generalizada de internacionalizar toda o parte de la empresa (la unidad de negocios que exporta). Muchos lo vienen haciendo informalmente o en negro, creándose futuras contingencias de índole tributario y cambiado, mientras otros lo hacen siguiendo una correcta y ordenada planificación fiscal internacional que les permite lograr lo mismo que los primeros (dejar sus dólares en el exterior y exentos de impuestos), pero respetando la normativa vigente y, por lo tanto, libre de futuras contingencias.

Quien tiene bienes en el exterior, que puede ser una cuenta bancaria con activos financieros, inmuebles a nombre propio o a través de una empresa extranjera, así como también participaciones societarias en una o varias empresas operativas (las anteriormente situadas en Argentina), tiene a disposición una variada gama de alternativas para reducir su exposición fiscal en el país. Hablo concretamente de vehículos legales que permiten disminuir, y hasta anular, el impacto tanto del impuesto a las Ganancias como del impuesto a los Bienes Personales.

Uno de ellos es el fideicomiso -o trust- irrevocable, el cual, correctamente estructurado como exige la normativa vigente, permite la exención de uno o ambos impuestos anteriormente descriptos por los bienes que se incorporan a este. En definitiva, una solución que, si está bien explicada respecto de las varias alternativas que hay para estructurarlo “puertas adentro”, es casi absurdo que alguien no lo tome como una opción a considerar. De ahí que ya son muchos los contribuyentes que los han estructurado.

El gobierno argentino con su mayor presión fiscal está encontrando una reacción igual y contraria de parte de contribuyentes que sienten vulnerados sus principios constitucionales. Algunos están optando por migrar, con todo lo que esto significa. Otros se quedan en el país pero aplican “ingeniería” legal y tributaria como estrategia de autodefensa.

Fuente: Forbes

 

EL CRONISTA: El Banco Central analiza nuevas medidas monetarias para descomprimir el dólar

Fecha: 21 de octubre, 2020

Si desea leer la nota en El Cronista, haga click aquí

EL CRONISTA: El Banco Central analiza nuevas medidas monetarias para descomprimir el dólar

ANTE LA SUBA DEL CONTADO CON LIQUI Y MEP
En la reunión de directorio de mañana, planean subir la tasa de pases y bajar Leliq, para que ambas queden arbitradas para fin de mes. Más restricciones a importadores para cuidar las reservas líquidas

Mañana, en la reunión de directorio, el Banco Central podría volver a subir otra vez la tasa de pases. Según pudo saber El Cronista, se analiza un alza de 300 puntos básicos, con lo cual llevaría la de un día del 30 al 33% anual, y la de siete días, la tasa de política relevante para los bancos (pueden colocar sin restricciones) podría pasar de 33 al 36 por ciento. En el Central analizan, en tanto, reducir la de las Leliq, hoy en 36%,al 35%. La idea sería ir sustituyendo las Letras por los pases, ya que las entidades tienen límites para suscribir Leliq. “Al no haber diferencia de tasas, la Leliq sólita irá desapareciendo”, advierte el CFO de un banco.

Los pases dibujan una curva de a 1, 7,14 y 30 días, y por ende el Gobierno tiene mayor margen de maniobra que con las Leliq, que son a 28 días. Los pases influyen en las tasas de caución y otras de fondeo del sistema, mientras con letras sólo influyen en los depósitos. Además, en el mercado y el Gobierno se habla de nuevas restricciones a las importaciones, que ahora están focalizadas en el sector automotor y en la electrónica.

El analista Christian Buteler descree de la estrategia oficial de desarmar las Leliq para ir a pases `en medio de una fuerte presión en el tipo de cambio, donde sube la tasa en cuentagotas a expensas de los bancos`.

A su juicio, las medidas del lunes resultaron escasas: `Esperaba que eliminaran el parlcing en lugar de bajarlo a tres días, que saquen los 90 días de parking para quien haya comprado dólar oficial que no pueda comprar MEP. Ya que casi nadie puede comprar dólar solidario, deberían sacar el impuesto del 35%, que va a recaudar poco`.

Ignacio Abuchdid, presidente de InvertirEnBolsa, sugiere al Gobierno que empiece a dar señales pro-mercado: “Es muy difícil generar inversiones a través de restricciones o de una manera forzada, tiene que ser a través de la seducción al inversor. La Argentina no tiene un problema de dólares, los argentinos tienen u$s 230.000 millones en el exterior. Lo que precisan es la seguridad jurídica de invertirlos en la Argentina”.

A su entender, el BCRA tiene que lograr que el mercado demande pesos: “Para eso subir las tasas y que el Tesoro emita dólar linked puede ayudar, pero lo más importante es dar señales que generen seguridad jurídica”.

Mariano Sardáns, CEO de FDI, aventura que en el corto plazo quizás provoque una baja en el CCL por la reducción de días de parking, pero la tendencia del blue es lo fundamental, que sigue subiendo: “Un dólar de $ 170 es altísimo según el tipo de cambio real multilateral, pero por la dinámica de emisión monetaria, en consonancia con el déficit fiscal, termina siendo baratísimo. El problema es que se perdió la confianza en todos los agentes económicos”.

Fuente: El Cronista

 

CLARÍN: Finanzas personales Dólar: dónde pueden poner los pesos quienes se quedaron afuera del cupo de US$ 200 mensuales

Fecha: 13 de octubre, 2020

Si desea leer la nota en Clarín, haga click aquí

CLARÍN: Finanzas personales Dólar: dónde pueden poner los pesos quienes se quedaron afuera del cupo de US$ 200 mensuales

Las diez restricciones que crearon al supercepo dejaron afuera del mercado al 75% de quienes compraban dólares solidarios: los US$ 200 del cupo mensual, que incluso se encarecieron y se achicaron con la incorporación de los consumos en dólares con tarjeta dentro de ese límite.

 ¿Qué le conviene hacer a quien le sobran unos pesos y quiere dolarizar su ahorro en medio del laberinto cambiario?

Opciones preferidas, lo básico

La primera y la más simple es comprar dólar Bolsa o MEP. Más caro que el solidario (pero más barato que el blue y, sobre todo, legal), tiene la ventaja de que no posee cupo.

Aunque existen dos restricciones que hay que sobrellevar para acceder a las divisas. Quien compró dólar solidario debe esperar 90 días antes de tener vía libre al MEP, que sólo requiere abrir una cuenta para operar en Bolsa.

La segunda limitación es el parking, ya que quienes buscan comprar dólares (también pueden venderse por esta vía) deben adquirir títulos en pesos y esperar cinco días para poder venderlos en dólares.

Ese “estacionamiento” regulatorio le da volatilidad a la operación. Esto quiere decir que genera un riesgo que antes no existía en una transacción instantánea ya que es imposible saber con certeza a qué precio se venderán los bonos y, por ende, a qué cotización uno terminará dolarizándose.

Las otras dos alternativas que aparecen son los Cedears y los productos dollar-linked o atados al dólar.

Cedears

Los Cedears son papeles que cotizan en el mercado local pero representan acciones de empresas extranjeras. Y que se suscriben en pesos pero siguen las fluctuaciones del contado con liquidación (el dólar que se opera vía bonos en la Bolsa, al igual que el MEP, pero que además implica girar divisas al exterior).

Un cambio normativo hizo hace poco mucho más accesible esta operatoria para el pequeño ahorrista. Bajó drásticamente la barrera de entrada.

Antes, por ejemplo, para comprar una acción de Amazon había que tener más de $ 400.000. Es por el llamado “ratio de conversión” que indica cuántos Cedear son necesarios para poder ser canjeados por una acción. En el caso de Amazon, 72. Y quien quería participar debía comprar el “lote” entero.

Ahora ya no. Es posible comprar un solo Cedear por $ 6.500, algo así como una porción de la acción, lo que da incluso la posibilidad de armar una cartera mucho más diversificada de las grandes compañías que cotizan en Wall Street.

Dollar-linked y fondos

El menú dollar- linked, productos que están ligados a la evolución del dólar oficial, empieza lentamente a ampliarse, por empezar por el nuevo título del Tesoro emitido bajo esta modalidad.

Dentro del universo, se destacan las Obligaciones Negociables (ON), que son títulos de corto plazo de empresas que pagan “la devaluación oficial” más una determinada tasa. El nivel de sobredemanda que vienen recibiendo estos instrumentos hizo que muchos salieran al mercado con tasa cero. Es decir, que sólo pagan lo que avance el tipo de cambio. Como no poseen tanta liquidez en el mercado (volumen operado), es una inversión para conservar hasta el vencimiento, no venderla antes.

La otra opción recomendada para los ahorristas son los fondos comunes, aunque es preciso tener en cuenta en este terreno que a medida que fueron proliferando los productos también lo hicieron las estrategias.

En el mundo de los fondos dollar-linked es posible encontrar instrumentos “puros”, que al igual que una ON replican como espejo el movimiento de tipo de cambio oficial y otros con una cartera mucho más agresiva, que apuntan a la evolución de los dólares financieros, por lo que pueden rendir más que los anteriores pero con un nivel de riesgo más alto (perder contra el oficial).

Pros y contras

José Bano, gerente de research de InvertirOnline, arranca: “Quienes compraban, compraban para atesorarlos. La primera alternativa es comprar dólar MEP pero tenés que dejar transcurrir 90 días entre que pasás de una cosa a la otra. Así que si compraste el mes pasado vas a tener que esperar“.

Y agrega: “Vos tenés un problema y es que te sobran pesos y querés conservar valor. Ahí podés ir a los fondos dollar-linked, que los suscribís y rescatás en pesos, no tienen período mínimo de permanencia, podés sacar el dinero de un día para el otro con costos mínimos de suscripción y rescate. Y en nuestro caso, por ejemplo, podés empezar a invertir desde $ 100″.

“Estás en pesos pero lo que tenés atrás son activos denominados en dólares, por ejemplo este bono dollar-linked que sacó el Gobierno nacional o las obligaciones negociables dollar-linked. Esto significa que ellos te deben una deuda nominada en dólares pero pagadera en pesos más una tasa de interés“, explica.

“Muchos de estos fondos tienen además colocaciones en pesos pero con cobertura de dólar a través de futuros. Todo esto te termina generando una renta en dólares de 3-4%, dependiendo el riesgo del fondo”, especifica.

“Lo que realmente me gustan son los Cedears, reconoce Bano. Si no quisieras ser tan conservador e ir un poquito más allá se está negociando más de $ 100 millones por día cada uno. Incluso ahora que tenés elecciones está todo el debate sobre qué sectores se van a ver más beneficiados si gana Trump o si gana Biden. Son acciones pero son extranjeras y en pesos y el ticket es razonablemente bajo. Puede ser $ 2.000 o $ 5-6000 otras”.
Nery Persichini, head of Strategy de GMA Capital, aclara: “Lo más atractivo son las apuestas a la brecha. El enfoque puede ser desde arriba o desde abajo”.

“Para capturar el primero, la opción que está ganando terreno son los Cedears. El volumen de Cedears ya supera en un 30% lo negociado en acciones locales. Se operan con pesos y su precio depende del tipo de cambio contado con liquidación y de la performance del activo subyacente (acción)”, asegura.

“Por esta razón, es conveniente optar por los que tengan buen volumen y beta reducido (baja sensibilidad ante cambios del mercado), como Coca-Cola (KO), Walmart (WMT) y Pzifer (PFE)”, se encarga de añadir.

“La jugada desde abajo incluye principalmente opciones dollar-linked. Además del nuevo bono soberano T2V1 y alternativas corporativas, vale la pena explorar los fondos comunes atados al tipo de cambio oficial”.

“Más del 70% de las carteras se construyen con sintéticos (bonos en pesos más cobertura en de futuros del ROFEX), de forma tal que otorgan devengamiento y el upside de un salto discreto del precio oficial del dólar. Este segmento de la industria ya administra más de US$ 1.600 millones y fue el más dinámico del año”.

Para Mariano Sardans, CEO de FDI Gerenciadora de Patrimonios, comenta: “Todos quieren ir del peso, algunos comprando materiales, otros chapa, cobre, comida. Cada uno ve un refugio para resguardar el valor de su dinero. Ahora desde el punto de vista financiero lo único es el dólar y todos los activos financieros base dólar que tienen implícito el dólar MEP o el contado con liqui”.

Y precisa: “Por ejemplo cuando se habla de los Cedears, empresas que cotizan en EE,UU, y como contraparte en Argentina, el cambio implícito es el contado con liqui. Hoy el único refugio es el dólar e ir hoy al dólar más barato hoy es el dólar MEP“.

“Alguno podría decirme que a $ 143 está altísimo cuando medís el tipo de cambio real multilateral (considerando la inflación y el tipo de cambio de los socios comerciales). Es verdad, está más alto que en el 2012 pero la velocidad a la que se están desencadenando todos los acontecimientos, $ 143 dentro de seis meses es muy barato“, considera.

“No veo hoy otra alternativa que esa. Algunos se están refugiando en el dollar-linked pero escasean los dollar-linked. Hay emisiones que se llegaron a demandar 52 veces. Hay fondos que tienen adentro dollar-linked pero tienen lo que consiguen y después está la confianza de si me va a pagar la devaluación cuando la haya”, advierte.

Fuente: Clarín

 

ECO MEDIOS: Entrevista a Mariano Sardáns en el Programa “Periodismo a Diario”

Fecha: 28 de septiembre, 2020

ECO MEDIOS: Entrevista a Mariano Sardáns en el Programa “Periodismo a Diario”

Te acercamos la entrevista a Mariano Sardáns en Radio Eco Medios, en el Programa Periodismo a Diario, con la conducción de Hugo Grimaldi, charlando sobre la actualidad económica.

IPROFESIONAL: Las nuevas trabas cambiarias son un “acta de defunción” para las empresas, según analistas

Fecha: 26 de septiembre, 2020

Si desea leer la nota en Iprofesional, haga click aquí

IPROFESIONAL: Las nuevas trabas cambiarias son un “acta de defunción” para las empresas, según analistas

Muchas empresas argentinas podrían acercarse al colapso ante las dificultades para acceder a divisas para saldar sus deudas en dólares que generaron las restricciones cambiarias dispuestas la semana pasada por el Banco Central (BCRA).

En medio de una crisis, la medida buscó resguardar las escasas reservas internacionales de la entidad, pero disparó ventas masivas en bonos soberanos y acciones y un desplome en la cotización del peso en la plaza marginal, ya que el mercado cambiario mayorista está regulado por el banco central.

 Tras la decisión, las empresas con deudas mayores a 1 millón de dólares mensuales pueden cubrir sus créditos en divisas hasta el 40%, entre octubre y marzo próximo, por lo que se verán obligadas a refinanciar el 60% restante.

Menos fuente de financiamiento

“Se acaba la fuente de financiamiento. Estamos hablando de empresas cuyo flujos son locales y que no puedan adquirir divisas. Es una locura”, dijo a Reuters Mariano Sardáns, director de la gerenciadora de patrimonios FDI.

 “Esto es un acta de defunción de muchas empresas o directamente el default para todas estas empresas. Se les acaba el financiamiento, están fuera del juego”, agregó.

La economía del país transita su tercer año consecutivo de recesión, afectada particularmente en 2020 por la pandemia de COVID-19. Su PIB se derrumbó un histórico 19,1% y el desempleo trepó al 13,1% en el segundo trimestre de este año.

La profunda devaluación que sufrió el peso desde 2018 hasta la actualidad -cercana al 58%- no ha servido para recuperar la confianza en la moneda, que continúa perdiendo valor día a día mientras muchos ahorristas argentinos buscan refugio en el dólar.

Empresas como Celulosa Argentina, San Miguel , Agrofina y el grupo Elsztain, por la acumulación de vencimientos de empresas como IRSA y Cresud, podrían verse afectadas, según el economista Roberto Drimer, titular de la consultora VatNet.

 “Nos obligan a entrar a una reestructuración forzada y no dan una claridad sobre qué pasa si no hay éxito en esa reestructuración. Es inédito”, señaló a Reuters un empresario que prefirió no revelar su identidad y cuya compañía debe cancelar 20 millones de dólares en diciembre.

“Alrededor del 60% de nuestros acreedores son individuales y esa atomización es un dolor de cabeza a la hora de contactarlos para reestructurar”, explicó. Su firma prevé presentar en septiembre un plan de reestructuración al banco central.

Diversas compañías consultadas por Reuters optaron por no realizar comentarios.

Viento en contra

Moody’s Argentina consideró que el endurecimiento cambiario “tendrá un impacto negativo sobre la capacidad de pago en tiempo y forma de las empresas locales”, con vencimientos de capital en Obligaciones Negociables durante esos seis meses por 1.253 millones de dólares.

 “En este contexto, entendemos que las empresas argentinas tomarán una posición defensiva, reduciendo significativamente su plan de expansión y revisando su estructura de costos”, añadió.

Las empresas cuentan con la opción de repagar sus deudas comprando dólares en mercados alternativos -por ejemplo, vendiendo activos localmente y acreditando dólares en el exterior-, pero tendrían fuertes pérdidas financieras ya que las divisas así obtenidas resultan un 80% más caras que la cotización oficial.

La restricción del banco central al acceso a dólares no se aplica a empresas que ya canjearon bonos 2021 y extendieron plazos a 2025. Es decir, no aplica a los 400 millones que tiene que pagar la petrolera estatal YPF en marzo.

El Gobierno de Alberto Fernández terminó en agosto de cerrar un exitoso canje de deuda por 65.000 millones de dólares con acreedores externos y en septiembre cerró una reestructuración por 45.000 millones de dólares con tenedores de deuda nominada en moneda local.

 Pero el optimismo generado por estas operaciones se esfumó rápidamente para los inversores, quienes no dejan de desarmar carteras con activos en el país.

Ahora el Ejecutivo está en diálogo con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el pago de créditos por cerca de 44.000 millones de dólares.

Fuente: Iprofesional

 

LA NACIÓN: Camino a Wall Street. Guía práctica para sacar una cuenta en el exterior

Fecha: 26 de septiembre, 2020

Si desea leer la nota en La Nación, haga click aquí

LA NACIÓN: Camino a Wall Street. Guía práctica para sacar una cuenta en el exterior

Un poco acá y otro allá. Cuotas de adrenalina y muchas partes de moderación para dormir tranquilos. o al revés. ¡Todo depende! Diversificar el portfolio le dicen los expertos en inversiones, cuidarse las espaldas y no poner todos los huevos en la misma canasta le dicen los pequeños inversores.

Diversificar en un mundo globalizado incluye no quedarse parado sobre un solo mercado. Y en la Argentina esa premisa cobra más significado que en cualquier otro lado.

Escapar, al menos con una porción de los ahorros, del riesgo local ya dejó de ser una opción solo para grandes fortunas. Tecnología de por medio, las puertas de Wall Street se abren con US$1000 y hasta menos en algunos casos.

Hay distintas alternativas para llegar a operar en los Estados Unidos. Se puede hacer de modo totalmente independiente o a través de algunas fintechs locales que allanan el camino. Todo conduce a los grandes brokers online norteamericanos, o discount brokers, como se los conoce habitualmente, que operan a muy bajo costo. Para elegirlos es importante asegurarse que cumplen con todas las regulaciones, que sean entidades inscriptas y registradas en los Estados Unidos.

Pata local

Para los que buscan iniciarse con una “pata” local, plataformas como Quiena Inversiones, Invertir Online (IOL) o Bull Market, entre otras, hacen de nexo para sus clientes.

“El proceso es 100% online y muy intuitivo. Hay que completar un formulario con datos personales, subir copias de un documento de identidad y documentación (factura servicio, resumen bancario) que confirme el domicilio declarado. También será necesario subir una selfie, a fin de demostrar la identidad de la persona. Todo el proceso no dura más de 10 minutos”, explica sobre cómo empezar Martín Sigwald, portfolio manager de Quiena Inversiones. “Finalizada la carga de datos nuestro equipo revisará la información y, en caso de estar todo en orden, se procede a la apertura de la cuenta en un máximo de cinco días hábiles”, agrega Sigwald.

El mecanismo de apertura es similar en IOL. José Ignacio Bano, gerente de research de IOL, aclara además que “para justificar ingresos es suficiente con el recibo de sueldo, la inscripción al monotributo o autónomos”.

Mariano Sardáns es CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI y anima a los inversores a operar por cuenta propia a través de un discount broker como E-Trade, E-Toro, Interactive Brokers, TD Ameritrade, entre otros.

“Las aperturas de cuenta son cada día más sencillas. Se completa un formulario con todos los datos personales de los titulares, además del famoso W8 (Formulario de impuestos para extranjeros no residentes) que también completa cada uno de los titulares de la cuenta. Adicionalmente, piden dos identificaciones (pasaporte y DNI), un extracto bancario para certificar que el cliente está bancarizado en su país de residencia, además de una boleta de servicio a nombre del cliente para corroborar que el domicilio que dicen tener, realmente sea el verdadero”, explica Sardáns.

Hora de operar

Abierta la cuenta y finalizados los pasos formales, es momento de fondearla para empezar a invertir. ¿El mecanismo? El dólar contado con liquidación (CCL). Las nuevas normativas del Banco Central en materia de parking, es decir, el tiempo que el inversor que compra un bono en la Argentina tiene que esperar para poder venderlo en otra moneda (en el país o en el exterior) estiran los tiempos del proceso, pero sigue siendo perfectamente posible y legal.

“Se puede arrancar desde la Argentina con pesos. Se compra en la Bolsa local un bono AL30, ahí hay que esperar cinco días hábiles de parking, y lo vendés como AL30 C, y ese bono ya se convierte en dólares en Estados Unidos”, explica con detalle Bano, de IOL.

Un dato técnico, pero no menor, es aclarar que lo que “viaja” a Estados Unidos no son dólares billetes, no son dólares que se les están “quitando” a las reservas del Banco Central. Lo que se transfiere es un título que un inversor en Nueva York compra con dólares. Y eso es lo que termina depositado en nuestra cuenta de inversión. La operatoria de fondeo también puede iniciarse desde la Argentina con dólares, comprando bono especie D, e inmediatamente se vende en los Estados Unidos como especie C. En ese caso no hay parking.

Inversión mínima

La inversión mínima para empezar a operar fronteras afuera es de US$1000 en IOL, en Quiena se puede arrancar con US$250, y en los brokers del exterior suele rondar también en los US$1000.

Ya en los Estados Unidos, los fondos van a una cuenta del broker norteamericano a nombre de cada cliente y desde ahí cada cual opera en el Nasdaq o en el NySE con los activos de su preferencia y que se ajusten a su perfil de riesgo: desde T Bonds, los bono del Tesoro americano, para los más conservadores, hasta ETF, o acciones, para los que buscan algo más de riesgo.

“El producto más atractivo son los ETF. Estos fondos, similares a los fondos comunes de inversión, pero con costos mucho menores y cotización permanente, permiten lograr exposición a todo tipo de activos: oro, petróleo, litio, soja, real estate, bonos de todo mundo, o incluso a sectores particulares, como la biotecnología o los autos eléctricos. Estos fondos son claves para los pequeños ahorristas, ya que les permiten lograr una gran diversificación sin importar el monto invertido y a un bajo costo”, cuenta Sigwald, de Quiena, como dato para los inversores que quieran empezar a indagar e investigar el tema.

Primeros pasos

Bano, de IOL, apunta también al mundo de los ETF para los que van a dar los primeros pasos. “Es un universo en sí mismo el de estos instrumentos. A través de ellos se puede operar en commodities, en bonos, en acciones. Se puede sesgar la inversión por industrias o por sectores. Es muy amplio”.

“Es importante aclarar que esa cuenta es 100% propiedad del cliente, Quiena actúa únicamente como asesor de inversiones, por cuenta y orden del titular de la cuenta. Los fondos se encuentran custodiados por el broker americano y solo pueden retirarse hacia cuentas del mismo individuo, nunca a cuenta de terceros”, aclara Sigwald.

Otro tema que resaltan los expertos para llevar tranquilidad a los inversores es que todas las cuentas de inversión en los Estados Unidos cuentan con un seguro que se llama Securities Investor Protection Corporation (SIPC) por hasta US$500.000. “Ese seguro protege al inversor ante un eventual problema del broker, ante una quiebra u otro evento inusual, por ejemplo. No, obviamente, ante pérdidas de capital por la variación en el precio del activo”, aclara Bano.

Impuestos

Las inversiones fuera del país se declaran anualmente ante la AFIP y esos fondos y sus eventuales ganancias pagan impuestos en la Argentina. Son fondos declarados y en blanco. “En Estados Unidos, como inversor extranjero, el único impuesto que se paga siendo un no-residente, es el “Withholding-Tax” toda vez que se cobra dividendos de acciones o ETFs registrados en los EEUU (puede tomarse a cuenta del impuesto a las ganancias)”, explica Sardáns, experto en asesorar y gerenciar portfolios.

“Cualquier otro ingreso, como ser intereses de un bono o una diferencia de precio por la compra/venta de una acción o cualquier otro título, no está alcanzado por impuesto alguno en los EEUU. Sí obviamente paga impuestos en Argentina (va a escala del impuesto a las ganancias para el primer caso -los intereses- y aplica un 15% para el segundo -ganancias de capital), salvo que se trate de bonos argentinos o de Brasil”, detalla Sardáns.

Fuente: La Nación

 

INFOBAE: ECONOMÍA Semana financiera: la confusión cambiaria impulsó al dólar libre y dañó las valuaciones de acciones y bonos

Fecha: 26 de septiembre, 2020

Si desea leer la nota en Infobae, haga click aquí

INFOBAE: ECONOMÍA Semana financiera: la confusión cambiaria impulsó al dólar libre y dañó las valuaciones de acciones y bonos

Las medidas del Banco Central para reducir la exposición de sus reservas a la demanda privada produjeron en la última semana masivas ventas en bonos soberanos y acciones y un sensible avance en las cotizaciones del dólar por fuera del cepo.

Para las valuaciones bursátiles el balance fue del todo negativo. Los ADR de compañías argentinas que se negocian en Wall Street restaron en las cinco ruedas operativas un 4% en promedio.

A lo largo de septiembre, la baja alcanzó 22% en dólares y se amplía a 33% en los casi dos meses transcurridos desde el pasado 4 de agosto, cuando se anunció el acuerdo del Gobierno con los acreedores.

Los flamantes seis bonos Globales en dólares perdieron, en promedio 5,7% en la semana. La tasa de retorno se volvió a ubicar cerca de un elevado 14%, mientras que las paridades descendieron a la zona de los 40 dólares.

Y el riesgo país de Argentina llegó a superar el miércoles los 1.400 puntos, con un alza de 300 enteros o 27% respecto del 10 de septiembre, cuando fueron liquidados en el exterior los nuevos títulos del canje. El viernes concluyó en 1.330 unidades.

Los agentes del mercado asimilaron con rechazo la normativa por la cual las empresas con deudas mayores a un millón de dólares mensuales pueden cubrir sus créditos en divisas hasta el 40%, entre octubre y marzo próximo, por lo que se verán obligadas a refinanciar el 60% restante.

Santiago Abdala, director de Portfolio Personal Inversiones, comentó que “la situación económica es delicada y reina el temor en el mercado. En los últimos días se dieron una serie de medidas y comentarios que el mercado interpretó de forma poco feliz. La reacción es rápida: ya conocemos el camino en Argentina. En este contexto, lo que hacen los inversores más conservadores es extremar las medidas para reducir riesgo argentino, vendiendo lo que tienen en cartera y cubriéndose con la moneda norteamericana”.

“Se acaba la fuente de financiamiento. Estamos hablando de empresas cuyo flujos son locales y que no puedan adquirir divisas. Es una locura”, dijo a Reuters Mariano Sardáns, director de la gerenciadora de patrimonios FDI.

La incertidumbre cambiaria sumó un nuevo capítulo con la paralización de las ventas de dólar “ahorro”, por la dificultad operativa del cruce de datos entre los bancos y los organismos públicos intervinientes en el complejo esquema de controles. Algunos bancos privados ya activaron los sistemas este viernes, mientras que la normalización generalizada llegaría recién el lunes. Así, cuando inicie octubre y se reanude la demanda del cupo mensual de USD 200, las transacciones electrónicas habrán retomado el ritmo habitual.

En ese marco, el dólar libre finalizó ofrecido a $145, con un alza semanal de seis pesos o 4,3%, luego de tocar un récord de $147 el jueves.

En la misma línea, el impacto en las cotizaciones bursátiles elevó al dólar contado con liquidación también a la zona de $145, con un salto semanal de 5,5 por ciento. La demanda de contado con liqui aumentó como canal para exteriorizar divisas: el miércoles llegó a los $150, con una brecha de casi 100 por ciento con el oficial mayorista.

Aunque no sorprendieron a los agentes de mercado, los indicadores macroeconómicos conocidos en la última semana fueron malos incluso al ser comparados con otros períodos de crisis y abonaron expectativas de una recuperación dificultosa para 2021.

Mientras que la economía argentina transita su tercer año consecutivo de recesión, afectada particularmente en 2020 por la pandemia de COVID-19, el INDEC informó que el PBI se derrumbó un histórico 19,1% en el segundo trimestre del año, mientras que en el mismo período, el desempleo trepó al 13,1%, aún con una caída sin precedentes de la tasa de actividad.

Marcos O´Connor, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea, subrayó que “con la caída de 19,1% del PIB en el segundo trimestre, la Argentina es el país de peor desempeño en la región en términos de nivel de actividad”, además “con caídas del 30,1% en las importaciones y de 38,4% en la inversión”.

Un informe del Grupo SBS en base al proyecto de Presupuesto 2021 apuntó que ” el financiamiento con emisión seguirá en el centro de la escena, ya que el Gobierno se financiará con emisión monetaria por $1,2 billones en 2021, cifra que representa más de la mitad de la base monetaria actual. En un contexto de exceso de liquidez y sin señales fuertes de reducción a futuro, esto eleva los riesgos de inestabilidad nominal en ausencia de un ancla creíble para las expectativas”.

Fuente: Infobae

 

NEWSWEEK: Restricciones cambiarias: según analistas, son un «acta de defunción» para las empresas

Fecha: 25 de septiembre, 2020

Si desea leer la nota en Newsweek, haga click aquí

NEWSWEEK: Restricciones cambiarias: según analistas, son un «acta de defunción» para las empresas

Muchas empresas argentinas podrían acercarse al colapso ante las dificultades para acceder a divisas para saldar sus deudas en dólares que generaron las restricciones cambiarias dispuestas la semana pasada por el Banco Central (BCRA).

En medio de una crisis, la medida buscó resguardar las escasas reservas internacionales de la entidad, pero disparó ventas masivas en bonos soberanos y acciones y un desplome en la cotización del peso en la plaza marginal, ya que el mercado cambiario mayorista está regulado por el Banco Central.

Tras la decisión, las empresas con deudas mayores a 1 millón de dólares mensuales pueden cubrir sus créditos en divisas hasta el 40%, entre octubre y marzo próximo, por lo que se verán obligadas a refinanciar el 60% restante.

«Se acaba la fuente de financiamiento. Estamos hablando de empresas cuyo flujos son locales y que no puedan adquirir divisas. Es una locura», dijo a Reuters Mariano Sardáns, director de la gerenciadora de patrimonios FDI.

«Esto es un acta de defunción de muchas empresas o directamente el default para todas estas empresas. Se les acaba el financiamiento, están fuera del juego», agregó.

La economía del país transita su tercer año consecutivo de recesión, afectada particularmente en 2020 por la pandemia de COVID-19. Su PIB se derrumbó un histórico 19,1% y el desempleo trepó al 13,1% en el segundo trimestre de este año.

La profunda devaluación que sufrió el peso desde 2018 hasta la actualidad -cercana al 58%- no ha servido para recuperar la confianza en la moneda, que continúa perdiendo valor día a día mientras muchos ahorristas argentinos buscan refugio en el dólar.

Empresas como Celulosa Argentina, San Miguel, Agrofina y el grupo Elsztain, por la acumulación de vencimientos de empresas como IRSA y Cresud, podrían verse afectadas, según el economista Roberto Drimer, titular de la consultora VatNet.

«Nos obligan a entrar a una reestructuración forzada y no dan una claridad sobre qué pasa si no hay éxito en esa reestructuración. Es inédito», señaló a Reuters un empresario que prefirió no revelar su identidad y cuya compañía debe cancelar 20 millones de dólares.

«Alrededor del 60% de nuestros acreedores son individuales y esa atomización es un dolor de cabeza a la hora de contactarlos para reestructurar», explicó. Su firma prevé presentar en septiembre un plan de reestructuración al banco central.

Como parte del panorama negativo para el país, FTSE Russell rebajó el jueves la calificación del mercado de capitales de Argentina a «inclasificado» desde «mercado de frontera».

Moody’s Argentina consideró que el endurecimiento cambiario «tendrá un impacto negativo sobre la capacidad de pago en tiempo y forma de las empresas locales», con vencimientos de capital en Obligaciones Negociables durante esos seis meses por 1.253 millones de dólares.

«En este contexto, entendemos que las empresas argentinas tomarán una posición defensiva, reduciendo significativamente su plan de expansión y revisando su estructura de costos», añadió.

Las empresas cuentan con la opción de repagar sus deudas comprando dólares en mercados alternativos -por ejemplo, vendiendo activos localmente y acreditando dólares en el exterior-, pero tendrían fuertes pérdidas financieras ya que las divisas así obtenidas resultan un 80% más caras que la cotización oficial.

La restricción del banco central al acceso a dólares no se aplica a empresas que ya canjearon bonos 2021 y extendieron plazos a 2025. Es decir, no aplica a los 400 millones que tiene que pagar la petrolera estatal YPF en marzo.

El Gobierno de Alberto Fernández terminó en agosto de cerrar un exitoso canje de deuda por 65.000 millones de dólares con acreedores externos y en septiembre cerró una reestructuración por 45.000 millones de dólares con tenedores de deuda nominada en moneda local.

Pero el optimismo generado por estas operaciones se esfumó rápidamente para los inversores, quienes no dejan de desarmar carteras con activos del país sudamericano.

Ahora el Ejecutivo está en diálogo con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar el pago de créditos por cerca de 44.000 millones de dólares.

Fuente: Newsweek

 

REUTERS: Argentina Inc fears ‘virtual default’ as FX noose tightened

Fecha: 25 de septiembre, 2020

Si desea leer la nota en Reuters, haga click aquí

REUTERS: Argentina Inc fears ‘virtual default’ as FX noose tightened 🇺🇸

Argentine companies are facing an increasingly difficult task to keep up with payments on dollar debt, hiking the risk of a wave of corporate defaults after the country tightened access to foreign currency to stem a sharp decline in reserves.

The central bank move, which pressured firms to restructure their debts and tightened individuals’ access to greenbacks, jolted local markets, pummeled bond prices and equities and heightened demand for black market dollars.

The measures mean companies with debt payments greater than $1 million per month between mid-October and the end of March next year can only cover 40% of that in foreign currency, in effect forcing them to refinance the remainder.

“The source of financing is running out. We are talking about companies whose cash flows are local and cannot acquire foreign currency. It is crazy,” said Mariano Sardáns, director of Argentine asset manager FDI International.

“This is a death warrant for many firms, or even directly means default for these companies. They run out of financing, they are out of the game.”

Moody’s in a report said the measures negatively impacted the ability of local firms to pay back debt on time. It said there were $1.253 billion in capital repayments on “negotiable obligations” debt instruments due in the October-March period.

“In this context, we see Argentine companies taking defensive positions, significantly reducing their expansion plans and reviewing their cost structures,” the agency said.

Major firms with payments due, according to Moody’s, include state energy giant YPF, Banco Hipotecario, real estate group IRSA SA, agriculture firm Cresud SA, and renewable firm Genneia SA.

The companies declined to comment. YPF has already restructured part of the debt and does not expect refinancing problems.

“This is a step never taken before, which puts firms in a situation of virtual default beyond the credit risk that they have,” said an Argentine executive at an exporting firm facing around $20 million of payments in December.

The executive, who asked not to be named, said his firm would present a tentative restructuring plan to the central bank before Sept. 30.

“This measure where they oblige you to enter a restructuring and do not give you clarity on what happens if there is no success in that restructuring is unprecedented.”

ADVERTISEMENT

Argentina Inc was already facing a tough future. The economy is emerging from a sovereign default and is set to contract around 12% this year, which would mark its third straight year of recession.

The economy plunged a record 19.1% in the second quarter of the year and unemployment has spiked to a 16-year high. Reserves have dwindled, while the additional foreign currency controls have hammered investor confidence.

The rules also led to commercial banks halting sales of dollars to savers as they adapted to the new system. Argentines could already only buy a maximum $200 per month. The central bank has moved to reassure savers over access to dollars.

With the new rules, firms would still have the option of buying dollars in informal markets, but dollars there are around 80% more expensive than the official rate due to high demand.

An official at another Argentine firm facing the issue said he was concerned about how the company’s reputation would be affected by forced renegotiations with creditors, despite having the liquidity and the resources to face its debts.

“This continues to generate a lack of confidence in the country,” he said.

Fuente: Reuters

 
Scroll to top