Categoría: FDI en los Medios

EL CRONISTA: Bancos empiezan a poner límites en descubierto en cuenta corriente

Fecha: 3 de abril, 2020

EL CRONISTA: Bancos empiezan a poner límites en descubierto en cuenta corriente

En especial en las empresas que pertenecen a los rubros más afectados por la cuarentena, como cines, teatros, entretenimiento, viajes, turismo y restaurantes. Los bancos privados empezaron a poner algunas limitaciones en el descubierto en cuenta corriente.

“Los bancos tienen un límite de préstamo sobre el patrimonio en libros que les presentaron las empresas . Ese patrimonio siempre fue chico justamente por el ajuste de inflación que no tenemos, entonces las empresas manipulaban los libros para tener el menor patrimonio posible, sobre todo las pymes que usan el descubierto en montos chicos. Hoy que deben usarlo de manera masiva el patrimonio no les da y el banco regulatoriamente tiene problemas para excederse”, advierte Mauro Mazza, de Bull Market.

Se refiere a la regulación del Banco Central (BCRA) que se denomina graduación del crédito, donde muy lógicamente lo que le dice la autoridad monetaria al banco es que no le preste más del 100% de la RPC (es el patrimonio neto del balance menos algunos ítems) del cliente.

El analista Christian Buteler coincide en que las entidades no sólo no están ampliando, sino que incluso están reduciendo algunas líneas, como las de descubiertos, o las que se vencen no se renuevan. A su juicio, es una reacción lógica desde el punto de vista de quien presta la plata, que no sabe cómo se la van a devolver luego. El Central debería buscar algún instrumento que pueda realmente incentivar a los bancos, ya que con la baja de la tasa de Leliq no es suficiente, porque de última el banco se da vuelta y le pagará menos al depositante”.

Damián Di Pace, director de Focus Market , observa cada vez más empresas que dejan de cubrir el descubierto con el banco porque no ven buenas perspectivas de que se recupere el nivel de actividad de su negocio ni tienen buenos augurios en relación a sus flujos de caja futuro.

Incluso, cuenta que hay proveedores de empresas que tienen los cheques en su comercio y ni pueden ir a buscarlo porque no son actividades esenciales, y entonces no pueden cruzar de provincia hasta capital, como así también que hay otros que no pueden retirar a buscar los cheques porque las empresas están cerradas, y el sistema de transferencia no está funcionando porque esos cheques se emitían a 30 o 60 días y circulaban, y ahora no lo pueden hacer y los cheques se van venciendo: “Ni tampoco pueden ir a la caja de seguridad del banco a sacar sus dólares para cambiarlos porque está cerrada”.

Mariano Sardáns, CEO de FDI, señala que obviamente los bancos deben limitar el descubierto . A su entender, deben cuidarse porque lo que están entregando es el dinero de los ahorristas y, en este contexto, hay empresas que se les cayó la facturación 100%: “El dueño de un restaurante, de una empresa de entretenimiento o de un comercio de belleza que tiene gastos fijos muy altos, al no facturar en 15 días se queda sin caja, entonces va a priorizar pagarle a sus empleados antes que cumplir con el banco. Aunque quiera pagar, no tiene forma de hacerlo”.

De hecho, a sus más de 100 clientes corporativos les recomienda aplicar el protocolo de supervivencia en casos como estos: racionar el dinero al máximo , ya que no se sabe cuánto durará la cuarentena, entonces reina la incertidumbre: “Hay que tener cuidado con algunos vivos que pueden aprovechar esta situación para comprar a crédito a sus proveedores y luego, de un día para el otro, declararse en convocatoria de acreedores”, alerta Sardáns.

 Fuente: El Cronista

pdf_icon Descargar la nota  

LOS ANDES: Bancos bajan la tasa y pagan menos de 1% anual por depósitos en dólares

Fecha: 27 de marzo, 2020

LOS ANDES: Bancos bajan la tasa y pagan menos de 1% anual por depósitos en dólares

La tasa cae a la mitad con respecto a lo que pagaban hace un mes. Además, continúa la salida de depósitos, que ya cayó u$s 1277 millones en el año y prevén que seguirá en descenso cuando reabran los bancos. El mes pasado los bancos llegaban a pagar 2% por los depósitos de más de u$s 1 millón. Pero ahora esa tasa cayó al 0,8%, según el relevamiento diario que hace el Banco Central (BCRA). Además, los depósitos en moneda extranjera siguen en descenso, al pasar de u$s 19.448 millones el 30 de diciembre a u$s 18.171 millones hoy, lo que significa u$s 1277 millones menos.

Si bien es cierto que el incremento para fin de año se da siempre para evitar pagar el impuesto a bienes personales, ya que las cajas de ahorro y plazos fijos en dólares están exentas, también lo es que una vez que reabran los bancos el mes que viene en la City estiman que seguirán cayendo.

De hecho, los depósitos del sector privado habían aumentado u$s 1543 millones entre el 13 de diciembre y el último día hábil de 2019, por lo que aún quedarían al menos casi u$s 300 millones más por fugarse.

“Además, hay ahorristas que con todo este nuevo escenario se empiezan a asustar y pueden optar por sacar los dólares del banco o transferirlos a cuentas a su nombre que tengan en el exterior”, adelanta Mariano Sardáns, CEO de FDI.

“Cada vez nos sobra más liquidez en dólares, porque caen más los créditos que los depósitos. Los clientes no quieren tomar deuda en dólares (nosotros queremos colocar). No pasa nada con los depósitos: subieron en diciembre por impuestos, y luego, esencialmente, bajó lo que subió. No pasa nada ahí. Claro; ahora pasa todo en todas las cosas. Pero no aparece el mundo dólar”, trata de suavizar el director financiero de uno de los bancos extranjeros con más market share.

“Creo que un default ante un fracaso en la negociación del Gobierno con los tenedores de deuda podría gatillar una nueva salida de depósitos en dólares, pero los bancos tenemos ratios altos de liquidez, más del 65%”, se sincera, por su parte, el CFO de otra de las grandes entidades del sistema.

“Me parece que ningún banco quiere tomar depósitos y quedar en el medio del depositante y los créditos. No es un negocio que se quiera incentivar. Quizás podés tener a quién prestarle, pero no tiene sentido el riesgo en este contexto”, coincide un tercer banquero consultado.

Agrega que es probable que la devaluación se acelere, en línea con los emergentes, pues la Argentina está atrasado con respecto a Brasil y a América latina en general.

“El real se devaluó un 27% de enero a hoy y el peso argentino un 6%. Pero igual ahora va a haber poca oferta de pesos porque no hay generación y todos quemando ahorro que en general se mantiene en divisas, por lo que no veo que el dólar vaya a estar muy presionado en las próximas semanas”, estima Daniela Wechselblatt, titular de DW Global Investments.

Incluso, hasta la semana pasada la emisión estaba siendo esterilizada y la base monetaria estaba siendo menos que la inflación si lo media desde diciembre 2019.

Ante este escenario, se disparó la demanda por cajas de seguridad, al punto que hay lista de espera. Para los bancos, se trata de un servicio súper rentable. “Los clientes te lloran por el costo de mantenimiento de la cuenta corriente o de la tarjeta de crédito, pero no por la de la caja de seguridad”, advierte el ex presidente de un banco.

 Fuente: Los Andes

pdf_icon Descargar la nota  

EL CRONISTA: Bancos bajan la tasa y pagan menos de 1% anual por depósitos en dólares

Fecha: 26 de marzo, 2020

EL CRONISTA: Bancos bajan la tasa y pagan menos de 1% anual por depósitos en dólares

La tasa cae a la mitad con respecto a lo que pagaban hace un mes. Además, continúa la salida de depósitos, que ya cayó u$s 1277 millones en el año y prevén que seguirá en descenso cuando reabran los bancos. El mes pasado los bancos llegaban a pagar 2% por los depósitos de más de u$s 1 millón. Pero ahora esa tasa cayó al 0,8%, según el relevamiento diario que hace el Banco Central (BCRA). Además, los depósitos en moneda extranjera siguen en descenso, al pasar de u$s 19.448 millones el 30 de diciembre a u$s 18.171 millones hoy, lo que significa u$s 1277 millones menos.

Si bien es cierto que el incremento para fin de año se da siempre para evitar pagar el impuesto a bienes personales, ya que las cajas de ahorro y plazos fijos en dólares están exentas, también lo es que una vez que reabran los bancos el mes que viene en la City estiman que seguirán cayendo.

De hecho, los depósitos del sector privado habían aumentado u$s 1543 millones entre el 13 de diciembre y el último día hábil de 2019, por lo que aún quedarían al menos casi u$s 300 millones más por fugarse.

“Además, hay ahorristas que con todo este nuevo escenario se empiezan a asustar y pueden optar por sacar los dólares del banco o transferirlos a cuentas a su nombre que tengan en el exterior”, adelanta Mariano Sardáns, CEO de FDI.

“Cada vez nos sobra más liquidez en dólares, porque caen más los créditos que los depósitos. Los clientes no quieren tomar deuda en dólares (nosotros queremos colocar). No pasa nada con los depósitos: subieron en diciembre por impuestos, y luego, esencialmente, bajó lo que subió. No pasa nada ahí. Claro; ahora pasa todo en todas las cosas. Pero no aparece el mundo dólar”, trata de suavizar el director financiero de uno de los bancos extranjeros con más market share.

“Creo que un default ante un fracaso en la negociación del Gobierno con los tenedores de deuda podría gatillar una nueva salida de depósitos en dólares, pero los bancos tenemos ratios altos de liquidez, más del 65%”, se sincera, por su parte, el CFO de otra de las grandes entidades del sistema.

“Me parece que ningún banco quiere tomar depósitos y quedar en el medio del depositante y los créditos. No es un negocio que se quiera incentivar. Quizás podés tener a quién prestarle, pero no tiene sentido el riesgo en este contexto”, coincide un tercer banquero consultado.

Agrega que es probable que la devaluación se acelere, en línea con los emergentes, pues la Argentina está atrasado con respecto a Brasil y a América latina en general.

“El real se devaluó un 27% de enero a hoy y el peso argentino un 6%. Pero igual ahora va a haber poca oferta de pesos porque no hay generación y todos quemando ahorro que en general se mantiene en divisas, por lo que no veo que el dólar vaya a estar muy presionado en las próximas semanas”, estima Daniela Wechselblatt, titular de DW Global Investments.

Incluso, hasta la semana pasada la emisión estaba siendo esterilizada y la base monetaria estaba siendo menos que la inflación si lo media desde diciembre 2019.

Ante este escenario, se disparó la demanda por cajas de seguridad, al punto que hay lista de espera. Para los bancos, se trata de un servicio súper rentable. “Los clientes te lloran por el costo de mantenimiento de la cuenta corriente o de la tarjeta de crédito, pero no por la de la caja de seguridad”, advierte el ex presidente de un banco.

 Fuente: El Cronista

pdf_icon Descargar la nota  

APERTURA: Que rinda el bono

Fecha: 19 de marzo, 2020

APERTURA: Que rinda el bono

Con marzo llega el momento en el que ejecutivos y directores de empresas reciben su bonus anual. Si bien en 2019 elperiodo a liquidar- casi no hubo sector o industria que se haya salvado de la desaceleración, algo de efectivo extra llegará. `El bono por resultados como parte de un paquete de compensación es una práctica cada vez más usual en las compañías medianas a grandes`, apunta Alejandro Servide, director de Professionals & RPO de Randstad.

“Usualmente, para percibir el bono anual, la primera condición es que la empresa haya alcanzado sus objetivos en un porcentaje mínimo de entre el 80 al 100 por ciento. Los bonus siempre están atados a resultados -si bien algunos ratios pueden ser soft, suelen ser duros y concretos que hacen al negocio, a un área o a un departamento”, añade.

El bono anual, para niveles ejecutivos, puede oscilar entre 1 a 3 remuneraciones adicionales y, para niveles de dirección, hasta cinco sueldos adicionales o un porcentaje del sueldo bruto anual. En términos generales, y tomando como base un promedio del mercado, Servide ilustra: “Un ejecutivo sénior de una empresa media con una remuneración bruta mensual de $ 150.000 puede percibir un bonus bruto de $ 150.000 a $ 450.000, dependiendo del cumplimiento de objetivos. En una posición de dirección, con un salario de $ 280.000 brutos mensual, su bono si fuera de un 25 a 35 por ciento de su remuneración bruta anual podría ser de entre $ 950.000 y $ 1.274.000”.

La clave en tiempos de alta inflación, incertidumbre y volatilidad financiera es poner ese dinero a que “trabaje” para que no se diluya. El primer paso cuál será el fin de esos fondos extras. Si es ahorro o si se va a utilizar para financiar algún consumo o gasto en pesos en pocos meses. “Para quien tenga un horizonte de mediano plazo recomendamos dolarizár el bono y para aquellos con necesidades de pesos en el corto plazo, mantener inversiones en esa moneda”, define Diego Demarchi, gerente de Wealth Management de Balanz.

“Teniendo en cuenta la coyuntura, recomendamos tener la mayor parte del portafolio dolarizada o con instrumentos que ajusten según el tipo de cambio”, es la recomendación de Flavia Matsuda, coordinadora de Research de InvertirOnline.com. Mariano Sardáns, socio de FDI, marca también como prioridad salir de los pesos: “Recomendamos comprar dólar contado con liquidación (CCL) que, aunque tiene la cotización más alta, varía en sintonía con las cotizaciones de las demás “versiones” de dólares. Además, posiciona al ahorrista fuera del sistema financiero argentino, lo cual le suma seguridad jurídica”.

“La cartera conservadora tenderá a estar 100 por ciento dolarizada, mientras que las moderadas o con un mayor nivel de riesgo podrán ir aumentando la participación de pesos. En el contexto actual -con las incógnitas en cuanto a la reestructuración de la deuda e incertidumbre económica-, los pesos no deberían representar más del 30 por ciento de la cartera a menos que sea una inversión especulativa de corto o debamos cumplir obligaciones en pesos en un horizonte cercano”, determina Ariel Manito, gerente Comercial de Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Una vez decidido si se necesitarán pesos en el corto plazo o se va a dolarizar el bono, es hora de plantear la estrategia. “Una decisión importante es definir si utilizaremos instrumentos, activos o créditos puntuales o aprovecharemos herramientas de inversión colectiva que permitan diversificar, como Fondos Comunes de Inversión (FCI) o Exchange-Traded Funds (ETF)`, postula Manito, y aclara: “Para quienes recién se insertan en el mundo de las inversiones y empiezan con un pequeño capital son recomendables estos últimos”.

Suponiendo un capital en concepto de bono de unos $ 300.000, los analistas aclaran primero lo que no debería hacerse con esos fondos: ni cauciones ni plazos fijos en dólares ya que los rendimientos difícilmente superan el 1,5 por ciento. Pero hay varias estrategias que un inversor minorista puede poner en práctica para dolarizarse: dólar MEP o CCL, Cedears, ETF, Obligaciones Negociables (ON) y FCI regionales.

“A través de los Cedears -certificados de depósito que representan acciones cotizantes en otros mercados del mundo-, es posible adquirir acciones de Google, Apple o MercadoLibre. Vemos atractivos los de Barrick Gold (minera de oro) y compañías de consumo básico como Walmart y Coca-Cola”, recomienda Matsuda. Manito, de PPI, aclara un punto no menor: “Representan, y son convertibles, a acciones norteamericanas, cotizan en la Argentina y en moneda local, pero los dividendos se cobran en dólares”.

Sardáns recomienda ir por los activos menos riesgosos “Primero dolarizamos a través de CCL y, una vez que los dólares están en el exterior, colocarlos en Letras del Tesoro estadounidense de corto plazo si es dinero que eventualmente será usado en un período de entre dos y tres años”, explica.

Otra alternativa del mercado local para dolarizarse son lo bonos de empresas de primera línea, las ON. “Es un muy buen momento para incorporar instrumentos corporativos a la estrategia de inversión, sobre todos a través de las colocaciones primarias de estos meses”, recomienda Demarchi, de Balanz. “Para el inversor que esté dispuesto a mantener la posición en largo plazo.

Lo más conveniente para el inversor es entrar en la licitación primaria (es decir, cuando sale la oferta pública), pero también pueden adquirirse en cualquier momento en el mercado secundario, como se hace con cualquier titulo u acción. Entre las ON recomendadas figuran las últimas emisiones de YPF, Cresud y Telecom. También las de Banco Hipotecario, Petroquímica Comodoro Rivadavia y AES, entre otras.

Para quienes prefieren poner sus pies fuera del mercado local, otra alternativa son los ETF. ¿De qué se trata? Tienen como objetivo replicar el rendimiento de otro activo o una canasta de activos como un índice, un sector o subsector específico, commodities, moneda, países o regiones, entre otras opciones. “Son excelentes alternativas para diversificar de forma eficiente, incluir activos no correlacionados con los bonos y acciones y con montos muy pequeños”, desgrana Manito. Pero quien se embarque en este tipo de activos debe estar bien asesorado. “Con el mercado de los Estados Unidos en máximos históricos no recomendamos los ETFs para seguir pasivamente los índices de acciones”, subraya el ejecutivo de PPI.

Para los inversores con poco expertise sin tiempo para monitorear variables y cotizaciones, los FCI son una solución. “Los que invierten en bonos de alta calidad crediticia de países como los Estados Unidos, Brasil y Chile son una alternativa interesante para diversificar geográficamente y eludir la exposición a activos argentinos”, propone Matsuda. “Hay una variedad de FCI para inversores conservadores que buscan rendimientos de entre 2 o 3 por ciento anual (en dólares) que son los fondos con inversiones en soberanos de América latina. Para quienes buscan un retorno adicional, hay fondos posicionados en deuda corporativa latinoamericana que apuntan a retornos más cercanos al 5 por ciento. Han sido un refugio efectivo en los últimos dos años de crisis local”, aportan desde PPI. Alternativas Para el porcentaje del bono que se quiera mantener en pesos, las cauciones son el instrumento más recomendado junto con los FCI. “Para colocaciones en pesos, solo recomendamos cauciones bursátiles, un instrumento solo operable a través de sociedades de bolsa y con antecedentes inobjetables desde el punto de vista de la seguridad jurídica”, postula Sardáns. Son contratos entre privados, en las que no interviene el Estado, y además de escapar al riesgo soberano escapan al riesgo bancario. Un dato: en ninguna de las crisis locales las cauciones fueron defaulteadas.

Otra ventaja de las cauciones es que pueden pactarse a plazos cortos, de menos de 7 días. “En un escenario con alto riesgo de depreciación del peso esta mayor liquidez se traduce en una gran ventaja”, remarca Matsuda. Por su parte, Demarchi dice: “A corto plazo recomendamos invertir en el Fondo Balanz Liquidez o cauciones que protegen contra la inflación. A mediano plazo recomendamos las colocaciones en pesos que realizan las empresas con tasa Badlar + margen, por ejemplo Badlar + 6 puntos”.

En general, los analistas no recomiendan los plazos fijos. “Los ajustados por UVA otorgan alrededor de 2 por ciento por encima de la inflación. Este rendimiento, que suena muy interesante, tiene un costo y es que su plazo mínimo es de 90 días”, aclara Manito. Si bien el BCRA aprobó la posibilidad de precancelarlos a los 30 días, el “castigo” por salir antes dejará su rendimiento en un nivel similar al de un depósito a plazo tradicional, que ronda el 34 por ciento, un nivel que deja cualquier inversión por debajo de la inflación.

En cuanto al plazo de la inversión, un denominador común es que “cuanto mayor sea el horizonte de inversión, mayores serán las posibilidades de recuperarse si las inversiones no dieran el resultado esperado”, explica Matsuda. “A su vez, dada la longitud de los ciclos económicos, una perspectiva a largo plazo nos dará la posibilidad de que nuestro rendimiento final no se vea determinado por un momento particular de la coyuntura global”, agrega.

Como último punto, Sardáns señala la carga impositiva de cada inversión: “Desde la derogación del impuesto cedular para las inversiones financieras los bonos del gobierno nacional, provincias y municipios volvieron a pagar cero impuestos pero, dado el contexto de la deuda, no son alternativas que recomendamos”. Mónica Fernández. En el contexto actual, los pesos no deberían representar más del 30 por ciento de la cartera a menos que sea una inversión especulativa de corto o haya que cumplir obligaciones. Para lo que sí se mantenga en pesos, los analistas recomiendan las cauciones y los fondos comunes de inversión.

pdf_icon Descargar la nota  

ÁMBITO.COM: La mejor estrategia de inversión: “quedarse quietos” y “líquidos”

Fecha: 19 de marzo, 2020

ÁMBITO.COM: La mejor estrategia de inversión: “quedarse quietos” y “líquidos”

El mundo financiero atraviesa una situación que se asemeja a una pesadilla y el consejo de los especialistas en inversiones para los pequeños ahorristas parece ser unánime: no arriesgar. Existen diversos ejemplos que pueden justificar esta posición: en lo que va del año un ADR de YPF ya perdió un 77,8% de su valor, el Merval retrocedió un 47%, el riesgo país está por encima de los 4000 puntos y cualquier indicador que se observe va a arrojar un número que asuste. Y no pareciera verse aún la luz al final de túnel.

“Para un perfil conservador yo aconsejo poco más que liquidez, quizás algo en cauciones y dolarizar lo más que se pueda la cartera”, reconoció el gerente de Research de InvertirOnline, José Bano. “El problema que tenemos en Argentina ahora es que nos han quitado los instrumentos de renta fija de corto plazo”. Respecto del oro, el economista indicó: “Ni siquiera eso te da seguridad. Cayó menos que el resto, pero también cayó”. Para tomar nota de la gravedad del momento que atraviesa el mundo en materia financiera, Bano recordó que Wall Street, la principal plaza de inversiones del mundo, está interrumpiendo sus operaciones “dos o tres veces por semana, algo que es impensado”. Cash En una sintonía similar, el CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, Mariano Sardáns, sentenció “Hoy, el cash es rey. Es momento de quedarse quietos”. Respecto de las posibilidades de invertir en instrumentos financieros, Sardans afirmó: “En lo único que confío hoy es en letras del Gobierno de Estados Unidos. Una letra a tres o cuatro meses”. Resaltó también que hoy el mercado de bonos soberanos, a nivel mundial, carece de liquidez. En tanto, el director de Portafolio Personal de Inversiones (PPI), Santiago Abdala, señaló que es un momento en el que se debe prestar mucha atención al perfil de riesgo del inversor. En ese sentido, consideró que las cauciones colocadoras en pesos pueden ser una buena alternativa. Respecto de las personas que se animen a inversiones un poco más arriesgadas y que tengan la posibilidad de colocar dinero sin tener que necesitarlo durante una buena cantidad de años, Abdala indicó que hay bonos en dólares que están en paridades que pueden ser tentadoras.

Entre ellos se refirió a los bonos Discount y al bono de la Ciudad de Buenos Aires con vencimiento en 2027. También mencionó el Century, aunque dada su duración, consideró que su trayectoria dependerá mucho de la reestructuración de la deuda. Respecto de este segmento, Balanz Capital señaló en un comunicado reciente: “En este contexto, y a pesar del alto nivel de incertidumbre que hay, no sólo alrededor del acuerdo sino a nivel global, los precios de los bonos empiezan a reflejar una probabilidad de default excesiva desde nuestro punto de vista. Creemos que para aquellos inversores con alta aversión al riesgo es un buen momento para armar posiciones de cara a la reestructuración, ya que a estos precios el retorno ajustado por riesgo luce atractivo”. Blanz añadió: “En cuanto a la estrategia en los bonos cortos, luego de haberse reducido la diferencia entre el precio de los bonos bajo ley extranjera y nacional, hay una oportunidad para los tenedores de bonos bajo ley local de pasarse a títulos bajo ley extranjera. Dentro del tramo medio, a los precios actuales preferimos los bonos Discount por sobre los Globales”.

Respecto de las posibilidades para perfiles de inversión “agresivos”, José Bano recomienda ingresar en acciones más que en bonos. El analista de InvertirOnline puntualizó que el Merval medido en dólares está en un “nivel muy bajo” y que permite “puntos de entrada”. Sin embargo, esta recomendación tan solo la ve posible para ahorristas que estén dispuestos al riesgo y la volatilidad.

 Fuente: Ámbito

pdf_icon Descargar la nota  

ÁMBITO.COM: Acciones de petroleras y aerolíneas cayeron hasta 80% en el año

Fecha: 17 de marzo, 2020

ÁMBITO.COM: Acciones de petroleras y aerolíneas cayeron hasta 80% en el año

El avance del coronavirus hace tambalear las bolsas del mundo y las acciones de las empresas se desplomaron en los últimos meses; provocando la perdida de verdaderas fortunas incalculables. Las firmas relacionadas al turismo -como las aerolíneas y los crucerosy aquellas vinculadas al petróleo, fueron las más golpeadas. El cierre de las fronteras de los países afectados y la crisis desatada entre las potencias productoras que hundió el precio del crudo, aparecen como la explicación lógica para cifras que parecen no encontrar un piso.

En el amanecer de un nuevo lunes negro, las compañías del S&P 500 perdieron ayer más de 2 billones de dólares en valor de mercado en los primeros minutos de negocios. Dentro de ese índice de Nueva York, la empresa que más perdió en lo que va del año es Transocean, el mayor contratista de perforación en alta mar del mundo, con sede en Suiza. En lo que va del año, el valor de las acciones de la firma se desplomó un 80%: después de una caída en diciembre, buenas noticias sobre contratos a principios de enero habían renovado la esperanza en los inversores, pero la pérdida de ingresos que presentó en su balance a mediados de febrero provocó una nueva caída.

Padeció, luego, los golpes de las jornadas aciagas en los mercados: el 9 de marzo perdió un 38% y el 11, un 25%. Los rebotes posteriores no bastaron para que recuperara el terreno perdido. Otra petrolera se encuentra en el `top ten` de las que más valor perdieron en los últimos meses. Se trata de Halliburton, que actualmente opera en Vaca Muerta, cuyas acciones se derrumbaron un 75,11% en lo que va del año. En su balance del cuarto trimestre de 2019, reportó ingresos internacionales en torno a los u$s2.900 millones, `gracias a una expansión en Asia y a un repunte en la construcción de pozos en el Mar del Norte, que contrarrestaron con creces la contracción de la actividad en Argentina`, según remarcaron los analistas en su momento. Apache Corp, otra empresa dedicada al petróleo, también perdió un 75,89% de su valor: en diciembre, tras la renuncia de su CEO, había tomado la decisión de cerrar una de sus plantas en San Antonio y despedir a 270 personas.

Si bien se resintieron aún más en los últimos meses, al analizar el comportamiento de los activos de las petroleras, Mariano Sardáns, CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, sostuvo: `Ya venían mal. Tenemos muchos clientes en Estados Unidos y muchos del rubro petrolero, y todas sus carteras con acciones estaban golpeadas. El petróleo es un caso aparte, es una jugada de Arabia Saudita para destruir la industria del shale o el fracking en Estados Unidos y por eso se desploma el petróleo y la valuación de las empresas petroleras. Tenemos clientes de Estados Unidos que incluso trabajan para la misma firma que tienen en su cartera y está destrozada, por eso los llevamos a un activo para que puedan recuperar su pérdida`.

Mientras tanto, con aeropuertos y puertos de todo el mundo prácticamente cerrados, las aerolíneas y las empresas de cruceros también están al tope de la lista de los que más sufrieron la debacle. Ese es el caso de Royal Caribbean, que anunció la suspensión de todos sus cruceros en Estados Unidos por treinta días, y cuyas acciones cayeron un 75,94%y de la firma Carnival, también del rubro, que anotó una baja del 70,14%.

En cuanto a las aerolíneas norteamericanas, American Airlines cayó en lo que va del año un 49,43% y Delta, un 38,99%. El drama de Boeing, cuyo valor bursátil cedió 59%, no es nuevo: dos accidentes fatales pusieron bajo la lupa la seguridad de su modelo B737 y las ventas de la compañía se hundieron.

También en el rubro transporte, en este caso automotriz, ni Ford se salvó ya que sus papeles cayeron un 46,08%. Tampoco el segmento entretenimiento estuvo exento ya que Disney muestra un rojo de 34,81%. Los bancos tampoco se salieron de la debacle: Bank of America perdió un 40,69% y Citigroup, un 47,10%. Pandemia a la europea

En España, la propagación del virus tiene paralizado al país. En ese contexto, las acciones de IAG (Internacional Airlines Group), uno de los mayores grupos de aerolíneas del mundo, cayeron un 60% en lo que va del año. Ayer trascendió que el holding que nuclea a Iberia, British Airways y la irlandesa Aer Lingus está aplicando drásticas medidas para reducir costos y dotarse de liquidez. La cadena hotelera Meliá, en tanto, perdió un 58% en el valor de sus acciones y para Repsol, la caída fue del 51%.

En la bolsa alemana, el índice DAX 30 también sufrió grandes pérdidas, que estuvieron encabezadas entre otras firmas- por la automotriz Daimler (-53,58%), Lufthansa (-47,25%), BMW (-45,19%) y Adidas (-39,37%). En Italia, el país más afectado de Europa por el coronavirus, la compañía bancaria Unicredit perdió 49,10% en el año y Fiat-Chrysler, un 46%.

 Fuente: Ámbito

pdf_icon Descargar la nota  

LOS ANDES: Dolar. Por la crisis global, se ampliarían las brechas cambiarías

Fecha: 15 de marzo, 2020

LOS ANDES: Dolar. Por la crisis global, se ampliarían las brechas cambiarías

La turbulencia de la Bolsa, causada por la pandemia y la suba del riesgo país, provocan una presión sobre el billete en medio de una depreciación generalizada de las monedas de la región.

Mientras en las cuevas atienden con barbijo y el dólar blue superó los $ 82, el contado con liquidación, que es el dólar libre para mandar divisas al exterior, llegó a su récord de $ 90.

“Las turbulencias en la Bolsa, la suba del riesgo país y los malos presagios que se avecinan con el coronavirus, provoca una suba del dólar, a tal punto que es difícil hablar de precio, porque enseguida uno queda desactualizado con lo que vale el blue, ya que hay mucha demanda de empresa”, reveló un cambista.

Fausto Spotorno, director de OJ Ferreres, advirtió que el coronavirus está aumentando la brecha del dólar, “porque en general el dólar de mercado está muy atado a su valor en el mercado de capitales. Con la Bolsa cayendo, el dólar empieza a subir, y si el Gobierno no ajusta rápido el tipo de cambio, la brecha se acrecentará y puede generar un aumento en las expectativas inflacionarias”.

Mariano Sardáns, CEO de FDI, alertó sobre una creciente “desesperación y dolarización de carteras a cualquier precio”, y aseguró que “si el contado con liqui no subió más, fue porque hubo una dolarización excesiva en los últimos meses, que provocó que mucha gente se viera obligada a vender dólares por la Bolsa para pagar cuentas, debido a la situación recesiva actual”.

“Incluso, hay exportadores que están ingresando divisas de servicios a través del CCL sin tener en cuenta la gravedad que eso implica desde el punto de vista penal cambiarlo, donde están obligados a ingresarlos por el MULC, pero toman decisiones temerarias por cuestiones de necesidad o de supervivencia, o simplemente por no estar bien asesorados”, agrega Sardáns.

“En la brecha cambiarla, un paro en la comercialización puede irnpactar si el BCRA limita a algunos importadores el acceso al mercado. Sin embargo, para la brecha cambiaría lo más relevante seria un shock de pesos por la compra de divisas por parte del Central, que ponga presión en las tasas y sin un mercado de deuda consolidado y Badlar colapsada, obligue a los exportadores armar posición en el mercado de divisas, principalmente los productores que pueden demandar dólar Bolsa de forma ilimitada, si deciden poner algún freno”, señala un informe de Bull Market Brokers (BMB).

“Alguna clase de situación de cuarentena podría impactar seriamente en el mercado de cambios y de tasas de interés por una abrupta interrupción de la actividad económica por una cuarentena, pero no creemos que ocurra durante marzo, pero sí con alta probabilidad a partir de abril. La brecha cambiaría históricamente no baja del 30% con un cepo, y es de esperar que durante marzo la brecha rebote con fuerza, principalmente en la segunda mitad del mes, con intervalos críticos a finales de marzo y principios de abril”, completan en BMB.

pdf_icon Descargar la nota  

IPROFESIONAL: El sacudón global despabiló al mercado paralelo: blue y conta con liqui presionan al BCRA

Fecha: 13 de marzo, 2020

IPROFESIONAL: El sacudón global despabiló al mercado paralelo: blue y conta con liqui presionan al BCRA

Y un día, después de operar estable prácticamente desde comienzos de año, el dólar paralelo finalmente se despertó. El desplome de los mercados globales que comenzó el lunes, junto a la devaluación de las monedas de la región, no causó un efecto fuerte en el precio oficial de la divisa, pero sí tuvo un impacto notable en el resto de las cotizaciones.

El dólar blue aumentó 3,75% este jueves, hasta los $83. Es un alza de casi $4 en una semana pero de apenas 6 pesos respecto de los $77 a los que se vendía a comienzos de año. Al mismo tiempo, la cotización el dólar que surge de las operaciones con la Bolsa de Comercio aumentó 20% desde finales de diciembre, tanto en su versión MEP (que se liquida en el país) como en el contado con liqui (en el exterior) y hoy operan en torno a $88 y $91, respectivamente.

Con el Banco Central más preocupado en contener el precio oficial que en acompañar las devaluaciones de los socios comerciales, la brecha cambiaria comienza a ampliarse y los efectos sobre la economía no tardarán en llegar. Traslado a precios, mayores expectativas de inflación y presión sobre la cotización oficial son las principales amenazas que va a tener que desactivar el Gobierno.

En ese marco, no obstante, y más allá del salto que dio el blue, en muchas oficinas de la City sostienen que el mercado paralelo se achicó, con escasas operaciones en las últimas semanas y por montos cada vez pequeños.

“No hay plata. Desde febrero se paró todo y sólo se hace ‘chiquitaje’. Nada de operaciones grandes”, revelan en una financiera de la City.

Cómo impacta en precios

“Efectivamente hay un impacto en precios a través de las operaciones financieras que se hacen por afuera de las habilitadas al oficial. Por ejemplo, todo lo que sea atesorar o ahorrar en dólares impacta en costos y, por lo tanto, en precios”, explica Martín Kalos, economista jefe de Elypsis, que en noviembre elaboró una encuesta entre Pymes para poder determinar el impacto del dólar blue.

En concreto, le preguntaron a 300 Pymes manufactureras si la divisa extraoficial impacta en sus precios. “El 45,9% asegura que hay incidencia de esa variable en sus costos, y por lo tanto la mayoría (41,7%) también lo traslada a sus precios”, explica Elypsis en su informe, en el que para casi un tercio de los empresarios “la incidencia es entre media y alta”

En ese relevamiento, el 12,5% de las empresas dijo que la gravitación del blue en sus decisiones de precios es media, mientras que para el 17,9% es alta. El informe concluye que “aunque el impacto del blue no sea macro-estadísticamente visible, para las empresas es una variable de incidencia”.

Mariano Sardáns, CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI sostiene que “con seguridad” el aumento en las cotizaciones paralelas se va a trasladar a la economía. El especialista cree que el impacto vendrá por el lado de aquellos sectores que si bien importan, y pagan $64 por cada dólar, últimamente les están retrasando los pagos, algo que hace que muchas empresas tomen el paralelo como referencia.

Para el CEO de FDI, es imposible saber a qué precio puede llegar a cotizar el dólar que surge de las operaciones con títulos públicos. Lo que sí es seguro es que debería estar mucho más arriba de $91.

“Nuestro cálculo sobre por qué no está más alto es por la sobredolarización que hubo el año pasado. Mucha gente que compró billetes ahora está vendiendo dólar MEP”, explica.

El futuro del “contado con liqui”

Además, Sardáns sostiene que el “contado con liqui” no sube más porque hay exportadores de servicios y personas que cobran comisiones desde el exterior y las están ingresando a través de esa operatoria. “Es gente que lo hace sin tener la menor idea que es ilegal desde el punto de vista penal cambiario, que tiene una terrible contingencia”, advierte.

Por su parte, Guido Lorenzo, director ejecutivo de la consultora LCD, asegura que con el salto que dieron las distintas cotizaciones del dólar modificaron al alza sus proyecciones para los próximos meses. “Pensábamos que el año que viene iba a estar en $100 y ahora ya vemos que en un año estará más cerca de $110”, dijo en declaraciones a Radio Led.

El economista destaca que el impacto del coronavirus sobre la economía mundial no sólo hará que reduzcan las proyecciones de crecimiento de las economías, sino también nuevas estimaciones sobre tipo de cambio y de inflación.

“La suba del contado con liqui, el MEP y el blue era esperable para esta semana”, destaca el economista Christian Buteler. “En realidad podría haber subido en febrero porque es cuando se reactiva la demanda de dinero. Y hubo mucha emisión de pesos para pagar bonos y demás”, agrega.

En otro contexto, esos pesos podrían haber ido a la Bolsa, o haber sido absorbidos con nuevas colocaciones en pesos, explica Buteler. “La verdad era que no había muchas opciones para colocar ese excedente de pesos y eso, lógicamente, iba a generar una reacción sobre los tipos de cambios libres”, detalla.

Pero no todos creen que el dólar paralelo seguirá subiendo, ni que este precio es el adecuado. “En este momento, esto es 100% del exterior. El tipo de cambio real es muy alto a $89, muy alto”, advierte Santiago López Alfaro, socio y director de Delphos Investment, quien sostiene que lo que está pegando fuerte en las monedas emergentes es el pánico mundial.

La tormenta perfecta

“Estamos en un momento único. No pasó nunca en la historia que la bolsa norteamericana haya bajado 28% desde sus máximo en 20 días. Es la caída más rápida de la historia”, grafica López Alfaro. El especialista sostiene que esa situación de pánico fue lo que afectó el precio del contado con liqui y el dólar MEP.

“No es algo local, por más que la economía ande mal y no sepamos cómo será la oferta a los acreedores, claramente con el tipo de cambio paralelo en niveles de $80 u $81 estaba bien. Todo esto es pánico global”, explica López Alfaro. Además, agrega, hay que ver si el contado con liqui queda en $89 o después baja como ocurrió otras veces.

Buteler, por su parte, reconoce que es difícil ver hacia donde irá el precio del dólar paralelo en los próximos meses. “No eso mismo si hay arreglo con los bonistas o no. O si se profundiza el problema sanitario a nivel mundial, o si rápidamente se encuentra una estabilidad”, comenta.

“Esto será día a día, mes a mes, viendo cómo van evolucionando. También hay que ver qué hacen con los vencimientos en pesos, si los siguen pagando o los reperfilan, o si tienen que emitir”, agrega Buteler.

Todo esto, de todos modos, no hace más que poner presión sobre el Banco Central, que ya demostró que privilegiará contener el dólar para bajar la inflación que acompañar la devaluación de las monedas de la región para no perder competitividad.

“Hoy el foco está en la inflación. Pero si las cotizaciones paralelas se empiezan a despegar y se amplía la brecha, las presiones para que el dólar oficial suba van a ser mayores”, comentan en la mesa de dinero de un banco local.

El Banco Central intervino con ventas durante esta semana para que la suba del dólar fuera acotada y reducir la volatilidad en el mercado de cambios. De a poco, sin embargo, va avalando una devaluación que en el mes apenas llega al 1%.

El traslado a precios

Martín Kalos, de Elypsis, remarca que mientras el precio del dólar siga aumentando respecto a las divisas de los socios comerciales de la Argentina, el peso se va rezagando en términos relativos. “Ahora eso no es preocupante por el cochón de las devaluaciones de los últimos años, pero empieza a dejar una expectativa de que en algún momento se recomponga”, sostiene.

“Es algo que eventualmente podría llevar a actitudes más especulativas respecto de los precios”, agrega, haciendo una lectura sobre el traspaso a la economía real de la cotización del paralelo.

“En la medida que haya quienes crean que puede haber una devaluación del dólar oficial, puede haber un comportamiento anticipatorio que genere una efecto en los precios. Pero todavía, por lo que se ve, está teniendo una incidencia menor, acotada en algunos caso y algunos sectores”, destaca Kalos.

Como sea, el BCRA enfrenta una doble presión. Que la brecha no se amplíe para que no termine impactando en los precios y para que no arrastre la cotización del dólar oficial. De uno u otro modo, el foco seguirá siendo el mismo: que la llama de la inflación no vuelva a encenderse.

Fuente: Iprofesional

pdf_icon Descargar la nota  

EL CRONISTA: Dólar: por la crisis del coronavirus esperan que se amplíe la brecha

Fecha: 13 de marzo, 2020

EL CRONISTA: Dólar: por la crisis del coronavirus esperan que se amplíe la brecha

En una nueva rueda de fuertes caídas de los mercados financieros globales, el dólar blue trepó a $ 83 y el contado con liquidación (CCL), que es el dólar libre para mandar divisas al exterior, llegó a su récord de $ 90.

Fausto Spotorno, director de OJ Ferreres, advirtió que el coronavirus está aumentando la brecha del dólar: “En general el dólar de mercado está muy atado a su valor en el mercado de capitales. Con la Bolsa cayendo, el dólar empieza a subir, y si el Gobierno no ajusta rápido el tipo de cambio, la brecha se acrecentará y te puede generar un aumento en las expectativas inflacionarias”.

Mariano Sardáns, CEO de FDI, alertó sobre una creciente “desesperación y dolarización de carteras a cualquier precio”, y aseguró que “si el contado con liqui no subió más fue porque hubo una dolarización excesiva en los últimos meses, que provocó que mucha gente se viera obligada a vender dólares por la Bolsa para pagar cuentas, debido a la situación recesiva actual”.

“Incluso, hay exportadores que están ingresando divisas de servicios a través del CCL sin tener en cuenta la gravedad que eso implica desde el punto de vista penal cambiario, donde están obligados a ingresarlos por el MULC, pero toman decisiones temerarias por cuestiones de necesidad o de supervivencia”, agrega Sardáns.

“Se espera que la brecha cambiaría rebote con fuerza en la segunda mitad de marzo, con intervalos críticos a finales de marzo y principio de abril”, indica un informe de Bull Market Brokers Desesperación y dolarización son las dos palabras que más se escuchan hoy en la City porteña.

Fuente: El Cronista

pdf_icon Descargar la nota  

RADIO MILENIUM: Entrevista a Mariano Sardáns en el Programa “Somos Nosotros” en FM Milenium

Fecha: 11 de marzo, 2020

RADIO MILENIUM: Entrevista a Mariano Sardáns en el Programa “Somos Nosotros” en FM Milenium

Mariano Sardáns, CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, acercando la actualidad de los mercados y financiera del país, esta vez conducido por Diego Dillenberger, en reemplazo de Willy Kohan.

Scroll to top