EL OBSERVADOR – URUGUAY: Economía familiar: recomendaciones para armar una buena planificación en 2024

Fecha: 22 de enero, 2023

EL OBSERVADOR – URUGUAY: Economía familiar: recomendaciones para armar una buena planificación en 2024

El comienzo del año puede ser un momento indicado para plantearse el desafío de establecer una planificación económica familiar o patrimonial. Más aún en algunos casos cuando todavía se arrastran los coletazos de los gastos de fin de año. 

Las fiestas, los regalos y las vacaciones de verano. Esos tres momentos, generalmente, se llevan los últimos recursos anuales de la familia. Allí surge entonces la necesidad de armar una nueva planificación para que no aparezcan imprevistos que trastoquen la economía interna.

Es como la dieta; mientras la empieces, hacelo cuando quieras. No hay nada peor que no hacer nada”, dijo Mariano Sardáns, CEO y fundador de FDI, a El Observador. La compañía se dedica al gerenciamiento de patrimonios y asesoramiento para inversiones personales y tiene oficinas en Montevideo, Buenos Aires y Miami.

Desde su visión es fundamental la generación de ingresos, ya sea un salario, honorarios profesionales o un alquiler. La otra clave es vivir de la manera más austera posible. “Mucha gente recibe stock, una herencia por ejemplo, y no entiende que ese monto no le va a dar para resolver su vida”, explicó. Por eso, es firme en su postura sobre la austeridad. “La plata se hace trabajando, ahorrando e invirtiendo. Eso es básico. Y es donde todo el mundo falla”, sostuvo.

Desde Gletir, gestionadora de activos y de asesoramiento a clientes individuales, indicaron que un buen hábito efectuar la panificación a comienzos de año. En ese presupuesto anual se deben incluir gastos e ingresos estimados, deudas pendientes (por ejemplo en tarjetas de crédito) y establecer metas y objetivos concretos de corto y largo plazo de ahorro e inversión.

También es clave realizar un seguimiento con continuidad, al menos una vez al mes. Concretamente es elaborar un presupuesto que sea básico, de fácil control, para saber cuánto ingresa y cuánto sale de la economía familiar. Dentro de ese plan es importante, por ejemplo, gene ahorros que aporten seguridad y tranquilidad. En un análisis más profundo es interesante poder anticipar y previsionar gastos para un mes particular y, de esa manera, tener una mayor organización.

Sardáns resaltó la importancia de la inversión, sea más conservadora o más arriesgada, pero que mínimamente asegure el retorno de una tasa equivalente a la inflación.

Con ese tipo de acciones, sumado el ahorro, será más fácil afrontar situaciones como perder el trabajo o tener un accidente. “Hay que entender que quizás no siempre se va a poder tener el ingreso actual”, expresó. Más aún en la actualidad donde es el mundo es cada vez más disruptivo, las empresas tienen  una vida más corta y los ciclos cambian cada vez más rápido.

Por eso, es fundamental alcanzar una planificación económica para llegar a una cifra que le permita a la persona vivir el resto de su vida. “Una vida austera, sin exagerar, permite estar más relajado. Ese cifra depende de cada uno”, opinó.

Préstamos

El experto también aportó su visión sobre las deudas. “Depende para qué va a ser ese préstamo que se sacó”, mencionó. “Si es para la tarjeta de crédito y vivir la vida loca es dañino”, añadió.

Sin embargo, lo diferenció de tomar una deuda para pagar una carrera avanzada en el exterior. “En ese caso es una inversión. Se está adquiriendo conocimiento, experiencia, creando futuros flujos”, afirmó.

En Gletir explicaron que el manejo personal o familiar de las deudas depende del ingreso particular y del costo financiero del crédito. “Este último competirá con la rentabilidad que se le pueda dar a ese dinero en el tiempo que la persona postergue ese pago”, añadieron.

Para la compañía es clave entender previamente qué es el costo financiero total (CFT) de una deuda, incluso en una tarjeta de crédito.

En esto se debe tener claro que no es lo mismo que la tasa de interés. Esa tasa sirve para calcular el interés que se cobra para pagar cuotas, por ejemplo. En cambio, el CFT incluye esa tasa, más todos los gastos relacionados a ese préstamo y su refinanciación.

En Gletir dijeron que cada gasto o inversión adicional que no esté planificado de antemano debería ser analizado en profundidad y de forma integral. “Hay que tener en cuenta que muchas decisiones de consumo suelen ser emocionales, con lo que hacer un stop y pensar antes de realizar un gasto es clave”, señalaron.

Lo difícil es decir no. Decirle no a tus hijos, pero ese no hay que tenerlo”, complementó Sardáns.

Tips para el manejo de deudas

Desde Gletir enumeraron algunos aspectos a tener en cuenta para el manejo de deudas.

* Armar un inventario general de deudas (considerando la totalidad de las tarjetas de crédito y préstamos, con cantidad de cuotas y costo financiero de cada una.

* Cancelar primero las que generan más interés, considerando el costo financiero total.

* Pedir planes de pagos y analizar.

* Evitar, de ser posible, el pago mínimo de la tarjeta de crédito.

Fuente: Diario El Observador UY

Scroll to top
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir Whatsapp
1
¿Necesita ayuda?
Hola! Podemos ayudarte?