EL CRONISTA – ARGENTINA: Fondos comunes de inversión: qué alternativas hay en el mercado para cuidar el bolsillo

Fecha: 30 de enero, 2023

EL CRONISTA – ARGENTINA: Fondos comunes de inversión: qué alternativas hay en el mercado para cuidar el bolsillo

Durante el último año los Fondos Comunes de Inversión (FCI) doblaron su volumen en el mercado inversor local. En noviembre totalizaron un patrimonio de $ 20,76 billones, un 204,3 por ciento más que en diciembre de 2022 ($ 13,94 billones) y un 13,7 por ciento más que en octubre ($ 2,51 billones).

El dato se desprende del último informe de la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (Cafci), que midió rendimientos positivos durante todo 2023. Los FCI rindieron, en promedio, un 9,1 por ciento en noviembre y un 108,4 por ciento acumulado desde enero, pero no alcanzaron a la inflación que fue de 12,7 por ciento en noviembre y que se estima en más de 200 por ciento para todo 2023.

“A fines de 2023, nuestro patrimonio bajo administración alcanzó niveles del orden de los US$ 1000 millones, lo cual implicó un crecimiento del 66 por ciento en dólares y triplicar el ritmo del crecimiento del resto de la industria“, confirmó Gabriela Friedlander, asset manager director en Balanz.

La plataforma de inversiones tiene una cartera que va desde fondos conservadores con rescate inmediato y de 24 horas; de renta fija para perfiles moderados con benchmarks ligados a la inflación y al dólar oficial; de renta mixta con destinos de infraestructura y PyMEs; y de renta variable con inversiones en acciones.

“Adicionalmente administramos fondos que se suscriben y rescatan en dólares desde el más conservador, el Estrategia I, a moderados, como el Ahorro USD Corporativo, Renta Fija USD y el Sudamericano. La mayor ventaja de estos fondos en dólares es que permite que el inversor invierta en una cartera diversificada de activos de renta fija en dólares a partir de US$ 100. Si el inversor tuviera que armar su cartera por su cuenta, probablemente se le tornaría muy dificultoso obtener una diversificación adecuada, dado que muchos papeles tienen lámina mínima, por ejemplo a partir de los US$ 100.000″, explica la analista.

“Para conformar esas carteras efectuamos un análisis top down, donde primero analizamos el entorno macroeconómico internacional y local y luego vamos bajando hacia el detalle en términos de qué variable de ajuste puede llegar a tener mayor potencial en cada momento. Consideramos que la clave es construir un portafolio debidamente diversificado de manera tal de maximizar los rendimientos minimizando riesgos”, agrega Friedlander.

En cuanto a rentabilidades, la ejecutiva asegura que los fondos de acciones fueron las estrellas del año. “Balanz Acciones y Equity Selection tuvieron rendimientos del 360.2 por ciento y 327,1 por ciento, respectivamente. Nuestro fondo de renta mixta, el Balanz Retorno Total, subió un 241.6 por ciento. En el año la estrategia más demandada fue la de renta fija que tenía como benchmark el tipo de cambio oficial. En este caso, el Balanz Renta Fija (dollar linked) obtuvo un rendimiento del 266.7 por ciento. Otra estrategia muy demandada fue la renta fija con benchmark inflación. Las estrategias de fondos de renta fija con Obligaciones Negociables (ON) corporativas fueron muy demandados por aquellos inversores más conservadores, con rendimientos más moderados y menor riesgo potencial. En este caso, el fondo Performance III Corporativo rindió un 168 por ciento”.

BBVA también tiene una cartera de amplio espectro a la que se puede acceder con una inversión mínima de $ 1000 y que incluye fondos en pesos de disponibilidad inmediata; carteras de inversión en activos de corta duración y fondos de acciones. Y esperan ampliar la gama en 2024. “Anticipamos cambios regulatorios que posibilitarán la introducción de nuevos productos. Estamos expectantes por explorar oportunidades innovadoras y adaptarnos a un entorno financiero en constante evolución”, aseguraron desde el área de FCI del banco español.

En un mercado signado por la inflación, durante 2023 los inversores se volcaron por colocaciones conservadoras. De acuerdo con el informe de Cafci, un 92,9 por ciento de los inversores invirtieron en fondos conformados por activos clásicos. Solo el 7,1 por ciento eligió activos dinámicos.

La tendencia influye en la manera en la que administradoras y entidades eligen la conformación de sus carteras. “En función al riesgo que se decide asumir para cada fondo, seleccionamos los activos con mejor retorno relativo a dicho riesgo, siempre tratando de tener una duration corta a fin de minimizar la volatilidad. Todas estas decisiones se toman en el comité de inversiones que permite considerar diferentes puntos de vista”, explica Sebastián Carballo, gerente de Patagonia Valores.

El ejecutivo asegura que las estrategias de inversión de la entidad son conservadoras teniendo en consideración el escenario que enfrenta el país y que puede llevar a tener una volatilidad mayor al promedio histórico. “Las rentabilidades surgen de esa estrategia y el perfil de riesgo asumido para cada fondo”, apunta.

Patagonia ofrece la familia de fondos Lombard que “abarca toda la curva de riesgo-rendimiento y se ofrecen tanto a clientes minoristas como a empresas”. Y agrega: “En pesos, contamos con un Money Market para los perfiles bien conservadores. También ofrecemos un Renta Fija (T+1) moderado y otro más agresivo con cobertura de Inflación. Si los clientes buscan cobertura de tipo de cambio, tenemos un fondo de Renta Fija (T+2) y para los más agresivos contamos con un Fondo de Acciones. Si el cliente cuenta con dólares, le ofrecemos un fondo en esa moneda que invierte principalmente en activos del Mercosur”.

Galicia cuenta con 11 fondos con renta fija, que invierten en bonos; renta variable, sobre acciones. “La opción más elegida por nuestros clientes es Fima Premium, que permite al inversor suscribir y rescatar hasta la medianoche. Es un fondo money market que invierte principalmente en plazos fijos y cuentas remuneradas”, apunta Mariano Calviello, Head Portfolio Manager de Fondos Fima Galicia.

En cuanto a los rendimientos, Calviello asegura que el money market del Galicia tiene un rendimiento en el área del 90% TNA, con liquidación en contado. “El escalón siguiente serían los fondos T+1, que liquidan ya en 24 horas, y tienen exposición a títulos públicos, con riesgo precio, pero con un rendimiento superior al money market, en un nivel aproximado de 110% TNA. Luego los productos que tienen un benchmark, como por ejemplo el ajuste CER o el ajuste dollar linked, están armados para intentar seguir su evolución, sujeto a las fluctuaciones de mercado”.

“Las estrategias de inversión de nuestros fondos se basan en la gestión activa de las carteras, es decir, si bien tenemos benchmarks, nuestro objetivo se basa en generar una performance riesgo/retorno superadora. Teniendo en cuenta la diversidad de fondos que tenemos y sus distintas políticas de inversión, durante el 2023 vemos retornos anuales que van desde 123 por ciento, en el money market hasta superiores al 340 por ciento en los ligados a acciones“, explica Ezequiel Ferrando, gerente de Inversiones de Mariva Fondos.

La familia de fondos Mariva ofrece 12 alternativas, que van desde fondos con retiro y devengamiento inmediatos, opciones 24 horas hábiles, fondos con renta fija ligados al CER, activos financieros indexados al dólar, activos financieros corporativos en dólar o multimomeda y activos financieros provinciales.

La cartera de fondos de Banco Macro también incluye un mix de soluciones money market con liquidación inmediata en modalidad de MM puro o de inversiones dinámicas y va subiendo en riesgo y rentabilidad. Unos escalones más arriba ofrece fondos Badlar con obligaciones negociables y fideicomisos financieros; inversión en letras soberanas cortas; cobertura dólar oficial e inflación y fondos en dólares con carteras conformadas por deuda corporativa o soberana.

ICBC opera con los fondos Alpha, una cartera diversificada que admite distintas tolerancias al riesgo, que arranca en el money market y termina en fondos en dólares con opciones de renta fija, que invierten en activos investment grade en el exterior y de renta capital con colocaciones en deuda soberana en dólares.

Renta fija es la opción más numerosa y variada, una opción atractiva para inversores conservadores y moderados que pueden adaptarse a los cambios en las condiciones del mercado y a la vez mantener un nivel moderado de riesgo en sus carteras. Los más usados por nuestros clientes son el Alpha Ahorro (24 horas de liquidez), Alpha Renta Capital Pesos (48 horas) y Alpha Renta Cobertura (48 horas)”, explicaron Darío Zabuski, Ventas y Marketing – Wealth Management, y Jose Aristi, portfolio manager de ICBC.

Nuestro fondo de renta fija discrecional tuvo un crecimiento de 222 por ciento a lo largo de 2023, y el de renta mixta de 358 por ciento“, apunta Walter Morales, presidente de Wise Capital, para graficar el crecimiento que tuvo el segmento. “Ofrecemos fondos de rescate 24 horas, 48 horas, tanto a renta fija como a renta mixta, y cada uno con diferente objetivo. Emular y superar la tasa Badlar mayorista, con el fondo 24 horas. Con los de 48 horas, tenemos fondos que buscan ganarle al CER, competir con el dólar mayorista y ganarle al dólar MEP”, explica.

“Contamos con carteras agresivas, moderadas y conservadoras tanto en el mercado argentino como en el mercado de los Estados Unidos”, destaca Ayelén Romero, agente de inversiones de Rava Bursátil. En cada una el equipo realiza el seguimiento del mercado y analiza el contexto actual para ir en búsqueda de los objetivos pactados. “En cuanto a los resultados del 2023, el rendimiento de nuestra cartera local de perfil agresivo (370 por ciento) se ubicó por encima del índice local Merval (361 por ciento); la cartera exterior moderada tuvo un rendimiento de 36,5 por ciento mientras que el índice de referencia estadounidense S&P500 aumentó 24 por ciento y la cartera exterior conservadora tuvo un rendimiento de 13 por ciento, tal como el índice industrial Dow Jones”, afirma Romero.

Cambio de rumbo

Las expectativas del segmento fondos están ligadas al cambio en la macroeconomía y en el sistema regulatorio. “El mercado de fondos está viviendo una transición producto de los primeros cambios en la política monetaria: eliminadas las Leliqs, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) estableció como nueva tasa de referencia la de pases a 1 día, lo cual implicó una caída de tasas desde niveles superiores al 130 por ciento (Leliqs) a niveles inferiores al 100 por ciento (pases). A su vez, como el cepo no fue levantado aún, el exceso de pesos empuja a todas las tasas de los activos, incluidas las nuevas letras que licitó el gobierno, hacia el terreno de tasas reales negativas”, explica Friedlander, de Balanz.

Esto necesariamente afecta al money market, que fue reduciendo los niveles de tasa de devengamiento. “Creemos que esta circunstancia debería ser transitoria y que podríamos ver cambios a lo largo del año, sobre todo si se levanta el cepo en el futuro. No obstante, los fondos de money market son muy útiles y ampliamente usados por los ahorristas. De hecho representan el 52 por ciento de la industria, dado que permiten dar un rendimiento estable de corto plazo mientras organizamos los pagos del mes o administramos el cashflow mensual de una empresa, comparado con tasas prácticamente nulas de remuneración de las cajas de ahorro y cuentas corrientes”, pronostica.

Mariano Sardans, CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, advierte sobre los riesgos del mercado. “Los fondos en acciones están teniendo una altísima volatilidad. A eso se suma las comisiones dobles que los fondos cobran para la gerenciadora y la poseedora de los títulos. Hay una educación financiera que existe en los Estados Unidos o Europa que falta entre los inversores latinoamericanos”.

“Las expectativas que estamos teniendo para el money market no son positivas. Básicamente, porque tienen una tasa de interés fuertemente negativa, por encima del 80 por ciento, por el crecimiento que tuvo la inflación y el no acompañamiento por parte de las tasas de interés. Es más, un plazo fijo hoy tiene una tasa negativa de 77 por ciento. El que haya plata en money market, con estas circunstancias, es porque a una tasa negativa es mejor que tenerla sin tasa en la cuenta corriente del banco“, apunta Morales, de Wise Capital.

En ese contexto, la respuesta debería ser la diversificación. “Con el cambio de gobierno, habrá que ver el acompañamiento que puede existir desde la Comisión Nacional de Valores (CNV) para empezar a crear algunos fondos más tentadores en la Argentina -agrega Morales-. Sería fantástico poder tener un fondo de fondos, por ejemplo, que existen en el mundo pero no en el país”.

Fuente: El Cronista

Scroll to top
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir Whatsapp
1
¿Necesita ayuda?
Hola! Podemos ayudarte?