Inversores deberán rever el uso de los Fondos de Inversión

La reforma tributaria no sólo crea el impuesto a la renta financiera, sino que también agrega particularidades que dificultan la toma de decisiones de inversión y desinversión.

Se incorporaron dos alícuotas más (5% y 15%) para el cálculo de impuestos por ganancias originadas en inversiones hasta ahora exentas (las financieras argentinas e inmobiliarias). Para complicar más el panorama, éstas se aplican utilizando un nuevo método de cálculo de impuestos sutilmente diferente al que se usa actualmente para las inversiones gravadas.

Pero el cambio más radical involucra nada menos que al inversor que usa fondos comunes de inversión (“FCI”) en Argentina.

La reforma obliga a los FCI a enviarle a cada uno de sus inversores al cierre de cada año, un informe tributario anual. Éste le reportará las ganancias -o pérdidas- originadas por las compras y ventas de títulos que hizo el fondo hasta el momento que el inversor retira su dinero o hasta el cierre del año, lo que se dé antes. El informe también incluirá los ingresos originados por cobros de intereses y/o dividendos (si existiesen). Todo esto se traslada a la posición tributaria del inversor: con base en este informe, el inversor deberá calcular los impuestos a pagar por el año fiscal.

El objetivo del FCI es la compra y venta diaria de títulos para hacer frente a los ingresos y/o retiros de dinero de sus clientes y lograr, en teoría, la mayor rentabilidad posible. El objetivo no es (ni lo fue nunca) la optimización de los impuestos del inversor, ni tampoco es su finalidad pensar en la conveniencia financiera para cada cliente.

A modo de ejemplo, a un inversor podría convenirle más invertir en un bono en pesos que ajusta por inflación, que en una Lebac. Aún ganando con ambos la misma renta, con la primera opción pagaría menos impuestos que con la segunda. De la misma forma, un fondo que invierte en Lebacs podría perjudicar tributariamente a la mayoría de sus inversores teniendo gran parte de sus tenencias con vencimiento en los dos últimos meses del 2018, trasladándole a sus inversores el impuesto a pagar en junio de 2019. Éstos quizás podrían haber colocado su dinero desde el inicio, en una Lebac con vencimiento un par de meses después -enero o febrero de 2019-, y como los impuestos se pagan a partir de que la colocación venció (por lo percibido), el correspondiente a los intereses devengados durante el 2018 quedaría para pagar recién en mayo del 2020. Así diferirían el pago del impuesto por más de un año (ventaja de por sí indiscutible en un contexto inflacionario), y ganarían a su vez intereses hasta ese pago. Esto es lo que se llama hacer planificación financiera e impositiva.

En este nuevo contexto, invertir vía FCI le será útil solamente al pequeño ahorrista. Aún con el incremento de puntos débiles de los FCI, seguirá siendo su manera de obtener la diversificación necesaria y, por tanto, sus altas comisiones serán un mal necesario. Los inversores con activos superiores al equivalente de u$s100.000 deberían salir de los FCI y armar sus propias carteras con títulos que reflejen sus propias necesidades de flujos de fondos y rentas. Esto les permitirá: (i) olvidarse de los costos innecesarios y altos que cobran los FCI; (ii) evitar pagar impuestos de más y de forma anticipada; y (iii) obtener una planificación a medida, un verdadero portafolio de inversión personalizado. Las ventajas propias de esa estrategia -correctamente aplicada- les permitirá solventar su costo con los ahorros mencionados.

El blanqueo y el cierre del último año fiscal demostraron lo complejo y costoso –por tiempo y honorarios extras- que es calcular los impuestos derivados por tenencias en el extranjero. Ahora la reforma tributaria torna las cosas aún más complejas y obliga al inversor a agudizar la selección de profesionales que lo ayuden a planificar las decisiones de inversión y desinversión utilizando estrategias financieras/impositivas que contribuyan a maximizar las ganancias y a minimizar los costos, comisiones e impuestos.

Mariano Sardáns

CEO 
FDI – Gerenciadora de Patrimonios

Scroll to top
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Abrir Whatsapp
1
¿Necesita ayuda?
Hola! Podemos ayudarte?