Trump quiere tasas NEGATIVAS: Revisá tu cartera YA

Ocuparse es mucho mejor que preocuparse

En esta comunicación anterior El contexto internacional empeora: Cuidado con tus inversiones, te mostrábamos por qué era tiempo de revisar toda tu cartera, tanto financiera como inmobiliaria. La tendencia mundial a pagar “tasa cero” o “tasa negativa” por parte de los gobiernos genera un importantísimo cambio de paradigma que no podés ignorar ni minimizar.

Ayer, Trump exigió a la Reserva Federal de su país que lleve las tasas de interés a cero (o incluso que la establezca en valores negativos), diciendo que era momento de renegociar la deuda estadounidense bajando la tasa y prolongando los plazos.

Screen Shot 2019-09-12 at 1.33.33 PM

No sé si tenés claro el enorme impacto que algo así tendría sobre las variables económicas mundiales. Si la guerra comercial con China genera volatilidad, vamos a tener que inventar una nueva palabra para ese posible nuevo escenario de tasa cero o negativa en Estados Unidos.

Para algún lector deprevenido: ¿decir que la tasa va a ser cero o negativa significa default de Estados Unidos? Por supuesto que no. Primero, porque no está en duda el repago del capital, y segundo porque Trump habla de “renegociar” que es bien distinto de declarar unilateralmente la suspensión de pagos.

Si todo esto te preocupa, hacés bien. Pero actuás mal si eso es lo único que hacés. Tenés que ocuparte, lo antes posible, de revisar tu estrategia patrimonial para adecuarla al nuevo panorama mundial. ¿Hablo solamente de activos financieros? No, al contrario. La inversión inmobiliaria, refugio tan habitual para el inversor argentino, también debe ser analizada a la luz de estas nuevas condiciones. En muchos casos, se verá que las variables se han modificado drásticamente, y que ese cambio no es para nada transitorio.

El tiempo del análisis es ahora, cuando se ve que el viento gira. Hacerlo en plena tormenta es mucho más difícil y costoso.

¿Qué hay que analizar? Para el inversor argentino, debemos mirar integralmente lo financiero, lo cambiario, lo impositivo, lo familiar y lo político. Y ese “parar la pelota” tiene que efectuarse sin pánico, sin excitación y con la máxima objetividad posible. Por eso mi consejo es que no lo hagas en soledad y que te apoyes en un asesor idóneo y de confianza. Escapate de aquél que te ofrezca inversiones inexplicables o con rendimientos rápidos y fabulosos, o que lo haga con una incentivación económica (léase comisiones o rotaciones injustificadas de cartera) que ni siquiera te declara de antemano. Ante la duda, preguntá bien clarito. Y si la respuesta te deja con dudas, abstenete. Hay demasiado en juego y mucho buscavidas buscando presas fáciles.

Espero que te sirva.

Informate de nuestro servicio de Gerenciamiento de Activos Financieros aquí

Mariano Sardáns
CEO de FDI
Gerenciadora de Patrimonios

Scroll to top